Una juventud que no impacta en su generación

Por Yeison Mateo miércoles 7 de agosto, 2019

Hace aproximadamente cuatro años, escribí un artículo para un desaparecido periódico digital, el cual llevaba por título Levantamiento social de la juventud”. En ese momento decidí iniciar dicho levantamiento para saber o mejor dicho confirmar nuestra hipótesis, de que la juventud dominicana iba por un lado y la juventud que accionaba en política, iba por otro.

Para dar curso a la búsqueda de respuestas a nuestra inquietud, utilizamos un espacio donde conocemos, se debaten todos los problemas de la nación, el transporte público.

Aprovechando el fácil acceso al transporte público nos dispusimos a seleccionar los principales jóvenes que accionaban en los diferentes partidos políticos del país, desde los más grandes hasta los más pequeños. Con la finalidad de preguntar a cada joven con el cual nos tocó compartir transporte, si conocía a tal joven de tal partido.
Para nuestra gran sorpresa -no podemos decir que sospechábamos de eso- muchos de los nombres de jóvenes del escenario político y que día a día tenían una apretada agenda de trabajo, no eran conocidos por los jóvenes con los cuales compartimos el transporte público durante esos siete días. Más fuerte es el caso aún, ya que muchos de ellos no sabían ni quien los representaba en el actual gobierno como Ministro de la Juventud.

Esos jóvenes no sabían, quiénes, estaban accionando en política para su digna representación en la sociedad. Pero más a fondo, todos o casi todos conocían quienes eran los artistas urbanos del país, los cuales suelen retratar con su música la situación que se vive en los barrios más marginados.
La situación que me dediqué a confirmar hace cuatro años, tiene la misma vigencia para ser investigada hoy. Nos está representando una juventud política que lo sabe todo y que nada necesita aprender. Decía el pintor y escultor español Salvador Dalí que “la mayor desgracia de la juventud actual es ya no pertenecer a ella”. Y ese, es el caso de la nuestra.

Muchos de los jóvenes que hoy accionan en política, no están conectando con la juventud a la cual se entiende ellos deben estar representando. Actúan para agradar a los “viejos robles” de sus partidos y no para conectar con la juventud, muchos anhelan crear un liderazgo que les sea reconocido dentro de su organización pero no se enfocan en cohesionar la juventud que representan.

Si nuestra voz fuera tan fuerte para hacerse escuchar, pudiéramos pedir a nuestros jóvenes que hoy han decidido accionar en política para ser partes de los cambios que demanda nuestra sociedad, a no ser ajenos a la realidad que impera a su alrededor, no es ir a esos programas matutinos que no ve, ni escucha el 70% de nuestros jóvenes, no son esos multitudinarios actos políticos para agradar a los altos mandos de sus partidos, no son esas actividades donde siempre se da cita el mismo circulo político juvenil. A nuestro entender, nuestra juventud política debe abrir un poco más su abanico de acción.

Por Yeison Mateo

Anuncios

Comenta