El talento de cada quien

Por Yeison Mateo jueves 1 de agosto, 2019

¿Qué sería del mundo si todos tuvieran los mismos talentos?

Esa es la pregunta que debemos hacernos cuando empezamos a juzgar a fulano por no tener las actitudes de mengano, y a mengano por no tener las aptitudes de zutano.

Vivimos en un mundo muy complejo y diverso, la política no escapa a ese universo de situaciones que se presentan y a las reacciones de los individuos.

Los dominicanos vivimos prejuiciados con las posturas asumidas por ciertos políticos del país, buscamos que actúen de una que otra forma que a nuestro entender debería ser la correcta.

Todo esto se da, porque aún –con lo repetitivo de sus acciones- no terminamos de definir el talento de cada quien en la arena política dominicana. En ella existe de todo: el de los negocios, el caballo de Troya, el peón que se cree reina, el ungido, el mesías, los arribistas, los populistas, los antisistema y los más abundantes, las rémoras del erario.

Cuando entendamos que cada individuo es diferente del otro, que aunque fulano, mengano y zutano se dediquen al ejercicio político, no necesariamente buscan obtener los mismos resultados… es ahí cuando dejaremos los prejuicios de un lado y empezaremos a darle a cada quien el lugar que le corresponde en la historia.

Los que utilizaron siglas para hacer negocios ayer, lo volverán a hacer hoy, los que mediante acuerdos de aposento actuaron en detrimento de sus partidos ayer, lo volverán a hacer hoy, los que echaron “jabón al sancocho” ayer, lo volverán a hacer hoy, y, quien movió las fichas para mantenerse impune ayer, lo volverá a hacer hoy.

Es claro, que todos, para las elecciones venideras hemos elegido un vehículo, y que como votantes somos los que vamos al volante de esas candidaturas, de ahí, que al ver ciertos candidatos tomar “atajos” nos arrope la incertidumbre de si vamos en el camino correcto.

Solo les puedo decir que a la hora de elegir el vehículo que busca sacar el PLD del poder, recuerden bien que “la gente honesta no transige, y hay un gran valor en no transigir”.

Por Yeison Mateo

Anuncios

Comenta