¿Qué hago mientras espero eso que tanto he pedido?

Por Karla Patricia Zacarías Reinoso jueves 1 de octubre, 2020

Este tema ha causado mucho interés en las redes y por eso quise profundizar un poco más en las causas/consecuencias acerca de esta espera que a veces se vuelve interminable.

Esperar es tener esa esperanza de que sí conseguiremos lo que deseamos, es creer que ha de suceder esa meta o sueño por la que tanto hemos orado. Ahora, ¿es difícil o fácil hacerlo? Todo dependerá en donde pongas tu confianza. Todo dependerá de que promesa estás agarrada. Todo dependerá en donde este tu enfoque.

Muchos enfocan su mirada en lo que su círculo de amigos ya ha logrado o alcanzado, muchos crean una visión sustentada en lo que dice la sociedad y no es que eso este mal, lo que está mal es que nos frustramos cuando eso no lo logramos.

Porque he aprendido que al final todo el mundo camina a su ritmo, maneja a su ritmo y celebra a su ritmo. A veces nos dejamos llenar la cabeza de lo completo que se ve el exterior sin saber que con lo que hoy ya cuentas, otros están en esa espera. ATENCION AQUÍ: Deja de compararte, porque todo el mundo será procesado o está siendo procesado, lo único que cambia es el área en donde la espera se manifiesta.

Quizás te duela que a los 30 no te hayas casado o que ni siquiera ni con un novio cuentas, pero créeme que duele más haberte cansado con el que no era el indicado.

 La prisa produce errores.

El otro está cumpliendo con su agenda escrita por Dios y tu también lo estás, no te preocupes si ves páginas en blanco recuerda que el mejor vino siempre se deja para el final.

Escrito por Karla Patricia Zacarías Reinoso.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar