¡No, señor Trump, con mi idioma! ¡NO!

Por Balbina Negreira miércoles 1 de febrero, 2017

El idioma español o castellano con 559 millones de hablantes en el mundo no debería ser avasallado por ningún jefe de Estado del mundo y, mucho menos, ser menospreciado como lengua que hablamos las y los latinoamericanos teniendo un peso en la historia del continente remontándose a más de quinientos años.

Y si algún país (a este respecto) de América lleva ventaja esa es la República Dominicana. Sí. Una América Anglosajona y una América Latina. Compartiendo en el Continente varios idiomas, entre ellos, el español.

Me parece una irreverencia y un excesivo uso del Poder Ejecutivo de una nación referente mundial de la democracia. Máxime un neoyorquino que creció viendo un símbolo que no es pertenencia exclusiva de los Estados Unidos, brillando erguida y en libertad en esta ciudad icono mundial. Una mujer de rostro humano y cuerpo de metal en permanente guardia en pro de conquistas y derechos civiles.

Desde la desembocadura del río Hudson pelea por la libertad y; como testimonio el fondo de sus aguas ejemplo de valentía de un cementerio sembrado de vidas que, nunca dejarán olvidar de que la historia de la humanidad siempre se ha escrito con tinta de sangre y en diferentes idiomas…

Darle eco a nuestro idioma. Desde ya estoy practicando, castellanizando las palabras que hemos incorporado como hábito, de hecho, en la RAE están traducidas. Sobre Latinoamérica pesa una carga negativa y, es hora, de que, las y los gobernantes de turno comiencen a tomar acciones que apoyen a sus ciudadanas y ciudadanos mediante la planificación de una educación pública eficiente, e incluyente donde el dominio del castellano sea un punto: 1-A en la agenda ejecutiva.

No olvidemos que el presidente Donald Trump ganó las elecciones gracias a la “política de la posverdad”. Preocuparse para que nuestros pueblos estén orgullosos de sus raíces como lo es nuestro idioma. Considero que, es el legado más significativo tras los muchísimos desaciertos durante el descubrimiento y la colonización de América.

Las emigraciones han existido desde que el hombre supo discernir sobre la prioridad de supervivencia. Son enriquecedoras en todos los aspectos. ¿Dónde están las fronteras en el mundo? Los mares que han sido escrutados desde que el intrépido ser humano, primero, con sus manos refrescó su paladar. Luego por los primitivos medios de transportes. El espacio que ha sido explorado desde la antigüedad como curiosidad humana hasta convertirse en constantes desafíos para las ciencias.

¿El idioma? Son las huellas evolutivas de letras, números y voces cicatrizadas de la comunicación en la humanidad, que han pernoctados durante millones de años sobre la Tierra. Tenemos la más mortal de las armas, en nuestro caso, como país hispanohablante, démosle uso que ganaremos la ¡guerra!

 

Apple Store Google Play
Continuar