Un hombre marcha hacia el capitolio

Por Edgar Marcano viernes 1 de mayo, 2020

Muy bien parecido con el perfil de un galán de cine, de apellido nobiliario, digno de la iconografía de Hollywood, es la sensación de momento, diferente a todos, pero igual a ti, su sentir es el sentir de la gente.

Obviamente es un hombre muy inteligente, su nivel de análisis y de conocimiento político, social, económico y poli dimensional es superior, merece liderar el país y trae decisiones beneficiosas para toda la República.

Se percibe en él un gran amor por lo que hace, transparente ante el escrutinio público, responsable, templado, proactivo, oportuno, sus estándares de comportamiento son superiores, consciente de sus habilidades y primores, ama su trabajo y su vocación de servicio patrio es inmensa, ese si es verdad que viene sin demagogia a sacrificarse por la patria.

Dada la magnitud presidencialista y la calidad superior de sus asistentes, colaboradores y consejeros estrategas de larga data, su instinto es percibido como el de un gobernante desfibrilador, marcapasos y sincronizador de los asuntos de estado.

Es sumamente valiente para enfrentar situaciones de toda índole, de él podemos esperar las mejores decisiones en favor de la patria y en aras de las libertades reales, bajo la égida de Dios, luce ser un mariscal del país.

Busca lo mejor para su país, merece estar en el escalafón más alto de la política, en medio de esta peste pandémica ha demostrado sin aspavientos amor a su país, quiere servirnos genuinamente, se percibe que va a ser un muy buen presidente íntegro y patriota.

Sus habilidades comunicativas son formidables, genera vínculos con los votantes de todos los estratos sociales, lleva a los pobres en su corazón, sus lineamientos de programa de gobierno solo prometen cosas que se pueden cumplir, escucha las necesidades, las atiende y se mantiene en contacto permanente con los necesitados, evidentemente Gonzalo marca la diferencia.

Su sentido del humor es muy ameno, simpático, alegre, inspira acercamiento, es fácil crear vínculos con ese penco candidato, sin lugar a duda Gonzalo es el favorito de todos, Gonzalo merece ser presidente, es el mandatario que el pueblo quiere, prefiere y se merece.

Carismático, popular, honesto, conciliador, de muy buena presencia, buen ejemplo para la gente, educado, de muy buena dicción, discute con argumentos, de muy buen nivel cultural, de amplia cultura política, muy honesto, un empresario triunfador, transparente, creíble, conciliador, es un experto que ha tenido contacto con distintas realidades y cuenta con un formidable equipo técnico de veteranos funcionarios, sin lugar a duda Gonzalo es el mejor candidato a la presidencia.

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar