Nuevos aires para el “Management”

Por Roxana Marte miércoles 31 de julio, 2019

Durante mucho tiempo estuve de acuerdo con el enfoque que reclamaba un cambio radical en el concepto de “management” a modo general debía dar un cambio radical. Cuando en 2008, renuncié al trabajo hotelero, lo hice porque ese tipo de negocio no contenía en sí mismo los valores que buscaban en ese momento: no estaba alineada a mí, ni a la generación a la que pertenezco.

Para ese entonces me quejaba de manera constante acerca del sistema de valores que se promovía en la hotelería: individualidad, culto al jefe, búsqueda de resultados sin importar las personas, etc.  Fueron tiempos difíciles pero en un momento el mundo cambió, y esto ha sido una grata sorpresa.

El giro contundente que dio el “management” permea básicamente dos cosas: los valores y el significado de hacer las cosas. Eso está afectando el marketing, las ventas, el servicio (operaciones), las finanzas, el talento humano, todo en general va detrás de  eso.

Junto con el ruido que traen los millenials y la generación Z, ha nacido una nueva conciencia de cómo hacer negocios y nosotros los emprendedores nos estamos beneficiando de ello.

En el caso de la gestión de servicios, se ha  visto como los nuevos investigadores, han desarrollado nuevos temas sobre la centralización de la gestión en el usuario en la persona. Más allá de ser consumidores, los clientes son personas, y ese aspecto es el  que debemos favorecer y aplicar como emprendedores y luego como futuros empresarios. Allí se encuentra el futuro inmediato del marketing, las finanzas y el servicio.

Hace poco estuve leyendo un artículo sobre Marketing 3.0, que se establecía que el nuevo marketing está basado en tres patas: la colaboración y participación entre las marcas y otros actores, el aporte a la cultura y la sociedad creativa y espiritual.

Me quedo en esta ocasión con la pata de creatividad y la espiritualidad: todo debe contribuir al significado que posee nuestro servicio hacia nuestros clientes/personas. Me ha tomado años llegar aquí, pero creo que es el punto máximo al que ha llegado la sociedad y la comunidad científica en este momento.

Debemos brindar oportunidades de transformación a nuestros clientes/personas y dejarlos ser ellos mismos, una cuestión no muy sencilla en este mundo global y tan exigente.

Debemos prepararnos para hacer cambios en nuestras estructuras, en nuestros procesos de servicios y los sistemas que acogen esas estructuras, es hora de crecer para innovar, crear y humanizar nuestras marcas. Para muchas generaciones es un tema difícil de tratar por las complicaciones humanas de nuestros mercados. Pero creo que todavía es posible.

Prometido, segundo capítulo de este artículo.

Disfruta y crece,

¡Feliz lunes!

Por Roxanna Marte

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar