Los dominicanos buenos, somos más

Por Arelis Garcia miércoles 4 de abril, 2018

El hecho que ha consternado toda la sociedad dominicana y europea, por la crueldad y la deshumanización que encerró, nos llama a una reflexión profunda como país, pues la república dominicana  tiene grandes valores  sociales, que nos hacen ser  una de las comunidades más cálidas y serviciales de toda  latino américa, con mujeres y hombres preparados en todos los ámbitos del saber y gente del campo que con sus manos cultivan y alimentan gran parte de los ciudadanos de nuestro país y el mundo, a través de las importaciones de los productos agrícolas, paridos por  nuestra fértil tierra, sumando también nuestra hospitalidad al momento de recibir con un cálido abrazo a todos los extranjeros que consumen nuestro turismo caribeño.

Cuando analizamos un caso como el acontecido en España justo en estos días, nos vemos en la triste necesidad de reflexionar  y profundizar un poco más sobre la realidad que envuelve la migración hacia tierras extranjeras, con el fin de cambiar la calidad de vida y realizar los sueños de cada individuo de manera personal, aunque esto traiga como consecuencia que no siempre en el mejor de los casos, el que emigra sea el producto ideal para el crecimiento de ese país que los acoge.

Desde hace más de 3 décadas  la frontera con Europa solo era distancia aérea, sin que esto representara un obstáculo para llegar a ese continente, ya que solo con un billete de avión  podías emprender la travesía del sueño europeo.

En esa ocasión se fue del país todo tipo de ciudadanos, muchos con formación de hogar y educación académica, pero en su gran mayoría gentes carentes de esos elementos fundamentales, requeridos para desarrollarse en tierras extranjeras y con una cosmovisión tan desarrollada comparada con la de  nosotros, se  les hacía difícil adaptarse.

Es por esa razón que lamentablemente tenemos dentro de nuestros hermanos dominicanos personas como la que fue capaz de cometer tan horrendo hecho, aunque hasta el momento no sabemos cuáles motivos entrañaron dicha conducta, siendo esta reprobada en su totalidad por todo el pueblo dominicano.

Estamos tristes, reflexivos y dispuestos a trabajar en pos de cambiar los paradigmas migratorios, con el propósito firme de que las relaciones interpersonales  entre Europa y nuestra República Dominicana este cargada de seres humanos provistos de valores y principios que les permitan comportarse como verdaderos embajadores de lo bueno que tiene nuestra hermosa isla.

No queremos seguir siendo parte de lo negativo en ningún país del mundo, por el contrario queremos aportar con nuestro trabajo y entrega al desarrollo y crecimiento de todos los lugares donde se nos permita incidir como entes productivos, dignos de confianza y respeto por parte de toda la comunidad que nos acoja.

En nuestro país cada día se convierte en un reto  salir adelante con trabajo y tesón, por tal motivo al emigrar buscamos calidad de vida relacionada con recursos económicos y el bienestar de nuestros seres queridos, a cambio siempre vamos a estar dispuestos a dar lo mejor que tenemos; sudor, laboriosidad, alegría y hermandad.

Es una pena lo acontecido, pero no podemos perder de vista que los:

 

DOMINICANOS BUENOS, SOMOS MAS.

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar