El periodismo debe crecer con el fútbol nacional

Por Johnny Nieto jueves 7 de mayo, 2020

Hace un par de entregas atrás destacábamos la necesidad de que la radio se haga presente en el fútbol profesional dominicano, no obstante, la idea grosso modo no representa un gran descubrimiento y sí seguramente en algún momento se pondrá en marcha. Pero profundizando en la iniciativa nos encontramos con una realidad que incide de manera directa para que el espectro comunicacional en el fútbol de la República Dominicana tenga que esperar su tiempo antes de ser ampliado.

En Quisqueya el número de periodistas, locutores o profesionales de la comunicación dedicados a cubrir la fuente deportiva es cada vez mayor, sin embargo ¿Cuántos de ese universo quieren y están preparados para cubrir fútbol? La enorme mayoría se inclina por el béisbol y es obvio, no hay que buscar razones evidentes. Otro gran porcentaje se inclina hacia el baloncesto, actividad de mucha repercusión en el país.

Pero volviendo a lo que nos atañe, así como deportivamente la actividad ha tenido que luchar para prácticamente fundarse en estas latitudes, el periodismo debe hacer lo propio. Y para ello hay que comenzar sentando bases y patrones que permitan darle identidad a la forma de comunicar y de emitir los mensajes con contenido sobre el fútbol nacional que se comparten con el público, tanto afecto, como para aquel que se quiere atraer.

Los comunicadores deberán prepararse de la mejor manera para poder brindar de manera correcta ese soporte que tanto se necesita, difundir el fútbol por el país. Hoy la cantidad de personas que ejecutan esta labor es poca y su capacitación está en un bajo nivel. Entendible por todo lo que ha tenido que atravesar esta disciplina para tomar el rumbo de la profesionalización.

Pero la realidad indica que hay la necesidad imperiosa de capacitar a los comunicadores para que puedan crecer de la mano de un fútbol que está a punto de dar un salto -subir varios escalones por encima del actual- y que ese sector tan importante del negocio no se quede atrás.

Son pocos los periodistas que escriben una crónica de un partido, que calientan una previa, que realicen un reportaje adecuado en función del deporte. Y bueno, que puedan realizar la lectura de un partido o analizar lo sucedido desde lo técnico y táctico es mucho más difícil.

En los impresos y en la televisión de forma independiente hay poca preocupación por cubrir la Liga Dominicana de Fútbol, se conforman con lo que llega de manera oficial, pero no por iniciativa propia. Tal vez la poca rentabilidad es la mayor responsable, pero la carencia del personal capacitado también cuenta y mucho.

El trabajo es complejo, no se trata de ir al estadio, tomar apuntes y listo. Esto va mucho más allá, comenzando por cosas básicas como respetar el lenguaje o la jerga propia de la actividad, para poder estar en sintonía universal. Por ejemplo, en el fútbol se dice: “vamos al estadio”, no “al play”.

A partir de allí, hay un universo maravilloso por recorrer para quienes se atrevan a unir estos dos mundos: periodismo y fútbol.

Comenta