Disminuir el déficit habitacional a cero

Por Leandro Leonardo lunes 22 de mayo, 2017

Título interesante que se escucha como una especie de sueño americano, sin una posibilidad real de conseguirlo ya que nos hemos visto inmersos en situaciones complicadas desde crisis inmobiliarias, devaluación de la moneda y aumento de los materiales de la construcción, esto lleva el acceso a la vivienda para las clases media-baja y baja como un sueño imposible de alcanzar.

 

Entendiendo esta problemática se desarrolló la ley 189-11 en la cual se contempla el desarrollo de los fideicomisos inmobiliarios especialmente para bajo costo, con la visión de estrechar la brecha de la falta de vivienda para la clase media y baja de la República Dominicana. Gracias a ella inició un proceso masivo de desarrollo inmobiliario de bajo costo donde empresas de renombre se involucraron, ya que vieron una oportunidad de negocio y una mejora social para nuestro país, en la actualidad existen aproximadamente 300 fideicomisos aprobados donde el 75% de ellos son de viviendas de bajo costo, por la visión e interés de la clase política siendo abanderado de esta iniciativa el Presidente Danilo Medina.

 

Ahora bien, ¿por qué dicho desarrollo no ha sido llevado a cabo más rápido?

 

Evaluando los puntos positivos y negativos no cabe ninguna duda que hoy gracias a la Ley 189-11 se puede decir que la clase media-baja tiene una oportunidad de vivir en su propio hogar, pero ¿cuál es la razón de que más empresas no se vuelquen a invertir bajo éste vehículo?, a nivel operativo una de las razones principales son situaciones con los títulos, ya que en su mayoría este tipo de proyectos se desarrollan en zonas alejadas de el polígono central y muchas veces con dificultad en sus títulos, la segunda razón es por temas burocráticos, esta para mi siendo la principal y más compleja de resolver.

 

Para que un fideicomiso de vivienda de bajo costo sea aprobado interfieren varias instituciones gubernamentales donde tienen dificultades importantes de comunicación, entendiendo esto también podemos agregarle su gran cantidad  de cambios de posición regularmente afectando directamente a los inversionistas y promotores que llevan una visión en conjunto de disminuir el déficit habitacional de la República Dominicana.

 

Situaciones puntuales a mejorar:

 

Uno de los primeros pasos para el desarrollo de un fideicomiso es la obtención del RNC, en esta ocasión la institución involucrada es la DGII que por su gran cantidad de trabajo en cola se toma entre 15-18 días para emitir cualquier corrección o necesidad de cambio que requiere ya sea en el contrato base o en los títulos, esta cantidad de tiempo hace complicado beneficiarse de la ley en negocios de transacciones mas rápidas sin importar el monto.

 

Es necesario conseguir una mejor vía para disminuir los tiempos de creación ya que sin el RNC el fideicomiso no existe y no tiene la oportunidad de iniciar operaciones, luego de conseguir el RNC inicia en los fideicomisos inmobiliarios la aprobación de permisos donde gracias a la ventanilla única se han logrado muchas mejoras, pero para poder dinamizar mejor este proceso se necesita una mejor comunicación entre las instituciones y con ello sólo tendremos una mayor cantidad de inversión en el vehículo y una mejor dinamización para la visión y meta del Gobierno.

 

Entendiendo estos puntos del lado del constructor quiero expresar una conclusión, el déficit habitacional se puede disminuir más si le damos un poco de calor a los tiempos y utilizamos las normas de la manera más operativa posible.

 

La visión y la meta están muy claras, mejorando estos puntos tendremos una mejor garantía para lograrla.

 

Por Leandro Leonardo

Comenta