Consulta electoral libre sin patrañas

Por Edgar Marcano viernes 8 de mayo, 2020

Las cuadras en contienda presentan enorme alarde de propaganda en los medios más no enarbolan programa político alguno, ni representan cambios estructurales, su poder se apuntala en las arcas nacionales, nuestros dirigentes son acaudalados políticos consumados, son abucheados cuando aparecen en público, hacen declaraciones enfáticas y estrambóticas, mediatizado por una invasión “pacífica”, el proselitismo es un show demagógico, pero mantienen la parafernalia electorera sin importarles la pandemia, la lucha es muy enconada, su capital político ya no es la estimación pública sino el repudio del contrario, la jornada nunca debe ser un monumento al cinismo, pero si un juicio evaluativo de las gestiones de los partidos contendientes , el que levante la frente de la dignidad merece la oportunidad de protagonizar una reestructuración democrática e institucional.

Los gladiadores son partidos maduros, consumados en aciertos y desaciertos, ante los plazos fatales las elecciones no pueden ser eludidas, a esta crisis tridimensional hay que buscarle una solución política, hombres bien intencionados deben venir a rehabilitar la economía, el Covid a destrozado el país, la justa electoral es menester garantizarla con seguridad sanitaria, pues la única dictadura admisible es la del imperio de la ley, superemos el crimen de la falla de software, extirpemos el fantasma del absolutismo totalitario y el autoritarismo, ese caudillismo es un anacronismo, tremendo saldo de pérdidas nos deja el virus chino, ansiamos un cambio dentro de la continuidad democrática, el pueblo quiere elecciones con la esperanza de preservar el precario clima de tranquilidad, orden, paz y el progreso nacional sostenido durante los últimos 16 años, y que el agraciado en las urnas no venga a pedir a los ciudadanos carnet de afiliación partidaria para participar en las instituciones, los trámites y los suministros del gobierno, repudiamos ese enorme fallo político, moral y al sectarismo que lo ha impuesto.

El fantasma del caporal de horca y cuchilla debe desaparecer de la administración pública, eso de bombardear manifestantes y golpear ciudadanos en las calles debe desaparecer, esa violencia policial militar extravagante y desorbitada solo conduce al nefasto autoritarismo ya superado.

Tenemos más de un millón de exiliados económicos, ellos remesan pero están privados del arrullo familiar y del calor de su país, el neoliberalismo global privatizador ha venido a mediatizarnos y a dificultarnos el pan, nuestra sociedad democrática debe tranquilizar las fuerzas vivas, fortaleciendo las instituciones, concurren a la justa cívica fuerzas genuinamente populares vestidas del hábito socialdemócrata, bajo el alegato de representar el sentir de los necesitados  que claman por reivindicaciones, paz, pan, orden, equilibrio, justicia social y medios de vida, concordia, conciliación, salud, desayuno, comida y cena y sobre todo la superación de esta enorme crisis.

Necesitamos crear un verdadero estado social de derecho y rescatar de la ignominia y del olvido a esta fábrica de miseria en que hemos convertido a la RD mediatizada por el orden mundial, los invasores “pacíficos” y la extrema pobreza, la desigualdad y la carencia de justicia social son peligrosísimos, eso es peor que el terrorismo.

Cada periodo trae mayores desastres, inducen a incontables catástrofes, libran permanentemente una guerra sin cuartel contra nuestro atribulado pueblo, salvo a la brillante gestión de Danilo, Pericles del caribe.

Los dominicanos reclaman a los actuales caudillos en pugna que tengan la decencia de permitir libremente y sin patrañas el relevo generacional.

 

Por Edgar Marcano

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar