Las bocinas “periodísticas” de Leonel

Por Francisco S. Cruz

Uno quisiera dejar, como manda la tradición y la solemnidad, que el expresidente lleve su duelo -de dolor y pérdida infinita por el fallecimiento de su abnegada madre- sin ni siquiera nombrarlo, pero algunas de sus bocinas -y ultraderechistas-trujillistas-balagueristas- no guardan duelo ni cejan en su ataque y enchinche contra el PLD y su presidente -amén de gozar, en redes sociales y columnas “periodísticas”, más que el PRM, cualquier encartado que huela a PLD-, pues escribir que el PLD  “… inició la ruta bisagra”, es obviar, adrede, que quien nació y es bisagra es la Fuerza del Pueblo, la entelequia del tres veces presidente que aspira a cinco; y cuidado.

En la vida, como en la política, hay tiempo para todo, y hay momentos en que se impone pausa o dejar responsar ataques y desagravios; y más si el momento nacional -pandemia, inflación, endeudamiento galopante y crisis sociopolítica impredecible en Haití- lo demanda. Porque puede suceder, que, si el tres veces presidente, se entusiasma mucho -y reniega entelequia-bisagra- cuando llegue la recurrente o ensayo reelección, muy probablemente, los encartados ya no solo serán made in PLD, sino, también, exaliados coyunturales o tránsfugas…. (aunque, desde nuestra proyección o lectura política-electoral -de cara al 2024-, tal escenario sería cuasi improbable, pues, por mas bulto oposicionista de la FP, esa alianza es de largo aliento y matrimonio sin divorcio por razones de peso mayor y sobrevivencia -¿O serán locos?-).

Y de suceder, lo improbable, pasaría, entonces, como el cuento-anécdota del compadre y Trujillo que, conteste, y creyéndose el compadrazgo -de carnicería y degüelle-, en medio de risa y festejo, el sátrapa le espetó: “…el que sigue es usted, compadre”.

Porque como reza el refrán “el que ríe último, ríe mejor”. Y ya veremos a como nos toca.

 

“!Venga gente! ¡Venga pueblo!”, vociferaba, en otros tiempos jacobiano, la bocina “periodística” (o “político de secreta” -del pasado lunes, Listín Diario-) en cuestión. Además, porque cuando las nuestras son viejas, las de otros serán nuevas…

 

¡Nada es para siempre…! Y, aun así, algunos jerarcas peledeístas -desde las gradas y redes-, se afanan en una alianza improbable… (¿masoquistas o qué?); y, en cierta forma, descalificando a los que están aspirando y dieron la cara, para aupar al que se fue e hizo suya la consigna: “!Se van!”. Que alguien me explique ese otro “transfuguismo” desde adentro.

 

Por  Francisco S. Cruz           

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar