Reflexiones aisladas

Por Mihail Garcia miércoles 22 de abril, 2020

Quisiera decirles que estoy feliz, que no me hacen falta los abrazos, que el bullicio del silencio que abraza mi ciudad no me causa nostalgia.

Quisiera decirles que es solo una pausa, un encuentro con Morfeo, que cuando el sol acaricie el cielo ya todo será igual.

Quisiera decirles que el pasado no ha influido, que esté presente es fortuito, que las acciones tomadas no han devenido en consecuencias vestidas de virus.

Quisiera decirles que el llanto de no enterrar un ser querido, es solo utopía de algunos bandidos.

Quisiera decirles que hay abrigos pal frío, que hay playa pa’ la arena o agua pal rio.

Quisiera decirles que los bosques no se incendian, que la tala no es problema, que el monóxido de carbono es una especie de abono para el ozono circular que de escudo sirve al mundo.

Quisiera decirles que estoy feliz, que no me hacen falta los abrazos, que el bullicio del silencio que abraza mi ciudad no me causa nostalgia.

Pero no
Aunque quisiera,
no puedo decirles que las causas no tienen efectos, que las acciones no traen reacciones.

Pero sí
Si puedo decirles
Que la enseñanza tras esto nos legará una sociedad mejor
Que los abrazos más cálidos cubrirán los inviernos, los dolores y los amores en pausa.

Que el efecto por causa de las acciones humanas que devinieron en defensa vestida de virus nos dejará grandes enseñanzas.

Ser solidarios por ejemplo
O amar sin miedo
Quizás hasta la vergüenza nos quite
Para demostrar lo que somos
Para construir mejor
Para que la prole que sigue tus huellas; o las mías
Encuentre pisadas firmes
Fuertes
Humanas
Justas
Que los hagan mirar atrás con orgullo.

 

Autor: Mihail García

Comenta