La siembra del pueblo

Por Mihail Garcia lunes 22 de febrero, 2021

El domingo 21 de febrero la Fuerza del Pueblo inició el proceso de votación definitivo de las propuestas vertidas y aprobadas en las 17 mesas temáticas que formaron parte de su congreso constitutivo profesor Juan Bosch.

Arduos meses de trabajo precedieron este momento histórico en donde la virtualización de las actividades del Congreso y la apuesta a la inteligencia colectiva fueron el principal insumo de la organización que lidera Leonel Fernández, para garantizar el nacimiento de un partido de fuertes principios progresistas y populares.

En esencia, la Fuerza del Pueblo está llamada a nacer como una organización que asuma las causas colectivas, que sea instrumento para que el pueblo canalice sus anhelos, un partido con vocación de poder que vea éste como un medio de democratización del crecimiento y las riquezas generadas; y no como un fin en sí mismo.

La Fuerza del Pueblo deberá nacer como un partido de miembros conscientes del momento histórico que vive el mundo, del rol que debe jugar nuestro país en un escenario global cada día más Interdependiente y Multipolar, asumiendo la integración comunitaria como herramienta a la cual deben acceder las economías insuficientes como la nuestra para interactuar en mejores condiciones en la escena global.

Esta organización política deberá impulsar la convivencia sinérgica entre los años de militancia de los dirigentes experimentados y las ganas de aportar de miles de jóvenes que ven la política como la vía expedita para aportar al desarrollo del país.

La Fuerza del Pueblo está obligada a apostar a la transparencia y la rendición de cuentas como mecanismos de gratitud con una ciudadanía que le asumirá como el instrumento idóneo para que la República Dominicana coseche los frutos de la siembra conjunta de un partido que se abona con las ideas del mayor referente moral de nuestro país como lo es el profesor Juan Bosch; con la sangre derramada por los fundadores de la patria encabezados por Juan Pablo Duarte; los combatientes de la restauración liderados por Gregorio Luperón; los luchadores constitucionalistas; y por la visión de un líder transformador, progresista,  respetuoso de los derechos fundamentales y del contrato social como lo es Leonel Fernández.

Por Mihail García

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar