Punta Catalina, la verdadera corrupción está dentro o fuera del Gobierno?

Por César Fragoso jueves 2 de marzo, 2017

El Presidente Danilo Medina dijo en su discurso de rendición de cuentas que la construcción de la planta de Punta Catalina impactará el mercado de generación eléctrica de nuestro país con una economía de más de 600 millones de dólares al año, unos 282 mil millones de pesos.

Todo ese dinero, año tras año, nuestro Gobierno tiene que pagárselo a los generadores y es, sin lugar a ninguna duda, la razón principal por la que algunos sectores se oponen al proyecto, ya que dejarán de ganarselo.

Un elemento importante del tema que nos ocupa es que, tan pronto la planta entre en operación, se disminuirán considerablemente los apagones en una gran parte del territorio nacional.

Otro aspecto negativo para los que no quieren que el mismo sea exitoso, se refiere a que se contempla la posibilidad de construirle al lado una planta gemela, la cual, unida a la actual, erradicaría de inmediato el problema de la falta de energía eléctrica en toda la geografía dominicana.

Como ustedes comprenderán, para los que representan un pequeño grupo de potentados que se benefician de la situación del parque eléctrico nacional, estas noticias no son nada alagüeñas pues se verán fuertemente afectados.

Aquí entran varios factores que debemos analizar y que ustedes deben tomar muy en cuenta al momento de dejarse utilizar por los que solo persiguen sus propios intereses y usan a los demás para lograr sus objetivos.

En ese sentido, yo quiero preguntarles, en que se benefician ustedes de que en el país sigan los apagones?. Cuanto se están ganando de esos más de 282 mil millones de pesos que el Gobierno le tiene que pagar a esos sectores?. Es conveniente para el país o solo para unos cuantos que el tema eléctrico siga siendo utilizado como un elemento de campaña en contra del Gobierno de turno?.

Con esas tres simples preguntas, entiendo yo, que tenemos suficiente material de análisis para darnos cuenta de que a muchos de los habitantes de esta tierra los han tomado de tontos y han encontrado en ellos el apoyo que necesitan para usarlos como balas de cañón conformando grupos de presión, supuestamente en contra del Estado, de la corrupción, de la impunidad, etc, pero que en realidad simple y llanamente están luchando, unos por seguir ganándose miles de millones de pesos anuales y engrosar así sus riquezas y otros con miras a sus planes políticos en contra del PLD y sus aliados.

Cuantas veces ustedes han oído que en determinados momentos los apagones son el resultado de que los generadores apagan sus plantas para hacerle presión al Gobierno y obligarlo a que les pague la deuda de la electricidad que ellos le venden?

Parece que, lamentablemente, hay personas que no se preocupan por determinar la razón de las cosas y gracias a su ignorancia se dejan llevar como ganado vacuno al corral del descaro de los que se aprovechan de ellos.

Yo creo a cabalidad en la sinceridad del Presidente Danilo Medina cuando expresa, que las investigaciones en cuanto a la ejecución de la licitación que dio como resultado la contratación de la firma ODEBRECHT sea llevada hasta sus últimas consecuencias y que, caiga quien caiga, si hubo algún tipo de soborno o corrupción, los beneficiarios de los mismos sean sometidos a la justicia.

En mi más íntima convicción entiendo que nuestro Mandatario quiere que su Gobierno sea recordado como uno de los más serios que hayan pasado por nuestro país y que el caso de Punta Catalina le brinda la mejor oportunidad de demostrarnos su honestidad y su verdadero interés porque todo quede aclarado.

Es la intención del Ejecutivo que, si se demuestra que hubo dolo, él o los culpables del mismo sean llevados a los tribunales para que paguen, no solo con ir a la cárcel, sino también con el repudio absoluto de nuestra sociedad.

Ahora bien, ustedes, como ciudadanos conscientes de sus deberes y derechos y, conocedores ahora de lo que podría ser el objetivo principal de lo acontecido hasta el momento con la situación de la planta de Punta Catalina, vale la pena que se cuestionen si sus actuaciones en contra de la misma ha sido fundamentadas en su real y verdadera creencia o, influenciados por aquellos a quienes, la población en general, la corrupción, la impunidad, el soborno, etc, sea lo que menos les interese y que lo único que buscan sean sus beneficios personales.

Cuando el Presidente Danilo Medina señala que en su Gobierno no hay vacas sagradas, deja bien claro que si algún Funcionario de su administración, sea quien sea, se benefició del proyecto en cuestionamiento, deberá pagar una sanción por lo que se considera como corrupción debido al uso del poder para su beneficio personal.

Ahora bien, son mucho más corruptos que él o los funcionarios gubernamentales que hayan cobrado sobornos, aquellos turpenes del sector privado que, persiguiendo sus intereses particulares no quieren que Punta Catalina funcione para poder seguir cobrando los más de 282 mil millones de pesos que se ganan anualmente y que salen de los bolsillos de la población a través de los impuestos que todos pagamos al Gobierno.

Por esas claras razones que ya todos manejamos yo aprovecho para preguntarles si en Punta Catalina, la corrupción está dentro o fuera del Gobierno?.

 

 

Comenta