“Los generales que registra la Biblia”

Por Miguel de J. Ramírez P. jueves 6 de mayo, 2021

Bien, comenzamos diciendo que un general es la persona con más alto rango militar en un ejército, es la persona que comanda un batallón completo.

Mis queridos hermanos y amigos, los reyes y los presidentes como primera figura de un estado tienen generales y ejércitos, ya que la nación necesita ser defendida de otras, y los generales son los que gobiernan y dirigen estos ejércitos.

Ahora bien, en la biblia se registran las historias de generales de diferentes naciones de la época y las situaciones que envolvieron su vida como militares y queremos mencionarles algunos de ellos, incluyendo la nación de Israel.

1.- El General Joab, Amasa y Abner:

Joab, era primo de David por parte de una hermana llamada Sarvia, mató al hijo rebelde de David, Absalón, en la revuelta contra su padre, pese a que tenía órdenes de respetar su vida. También asesinó a Abner, general de Saúl, y a Amasa, quien también fue general de Saul, y luego nombrado por David, al final Salomón, quien heredó el reino, lo eliminó y puso como general a Benaia, según citas bíblicas:

“Y se le hizo saber a Salomón que Joab había huido al tabernáculo de Jehová, y que estaba junto al altar. Entonces envió Salomón a Benaía hijo de Joiada, diciendo: Ve, y arremete contra él. Y entró Benaía al tabernáculo de Jehová, y le dijo: El rey ha dicho que salgas. Y él dijo: No, sino que aquí moriré. Y Benaía volvió con esta respuesta al rey, diciendo: Así dijo Joab, y así me respondió. Y el rey le dijo: Haz como él ha dicho; mátale y entiérrale, y quita de mí y de la casa de mi padre la sangre que Joab ha derramado injustamente. Y Jehová hará volver su sangre sobre su cabeza; porque él ha dado muerte a dos varones más justos y mejores que él, a los cuales mató a espada sin que mi padre David supiese nada: a Abner hijo de Ner, general del ejército de Israel, y a Amasa hijo de Jeter, general del ejército de Judá. La sangre, pues, de ellos recaerá sobre la cabeza de Joab, y sobre la cabeza de su descendencia para siempre; mas sobre David y sobre su descendencia, y sobre su casa y sobre su trono, habrá perpetuamente paz de parte de Jehová. Entonces Benaía hijo de Joiada subió y arremetió contra él, y lo mató; y fue sepultado en su casa en el desierto. Y el rey puso en su lugar a Benaía hijo de Joiada sobre el ejército, y a Sadoc puso el rey por sacerdote en lugar de Abiatar”, 2da. Reyes 2: 29 al 35.

2.- El General Naamán, oriundo de Siria, a quien Dios sanó de lepra en tiempo del Rey Joas, en Israel y en días del profeta Eliseo, sucesor del profeta Elías, según citas bíblicas:

Naamán, general del ejército del rey de Siria, era varón grande delante de su señor, y lo tenía en alta estima, porque por medio de él había dado Jehová salvación a Siria. Era este hombre valeroso en extremo, pero leproso. Y vino Naamán con sus caballos y con su carro, y se paró a las puertas de la casa de Eliseo.  Entonces Eliseo le envió un mensajero, diciendo: Ve y lávate siete veces en el Jordán, y tu carne se te restaurará, y serás limpio”, 2: 9 al 27.

Hermanos y amigos, los generales como seres humanos también tienen problemas, tentaciones, enemigos, debilidades, etc., etc., por su posición social, militar, económica están rodeados de situaciones difíciles que les pueden llevar  al fracaso o al triunfo, dependerá de como usen el poder, si bien para beneficio de su nación y sus súbditos, o si mal para beneficio personal, cometiendo injusticias a su paso. ¿Sí o no?

Por otra parte, Dios también tiene sus generales para pelear batalla contra los ejércitos demoniacos y su cabecilla, entre los cuales está el arcángel Miguel. Citas bíblicas: “Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él”; Apocalipsis 12:7 al 9.

¿Es usted general? ¿Ha usado su poder para abusar y enriquecerse ilícitamente o si por el contrario para ayudar y hacer el bien y cumplir con su deber ante su nación? ¿Cree usted que porque sea general no necesita Dios en su vida? ¿Sabía usted que hay situaciones, donde no solo los generales se ven obligado a clamar y buscar la ayuda del Todopoderoso? ¿Ha pensado aceptar a Jesucristo como Salvador o cree que porque sea general no debe arrepentirse?

Concluyendo, en todas las naciones hay generales, encargados de las fuerzas militares y la defensa de dichos países, una gran responsabilidad que muchos la desean, pero también hay riesgos de los cuales sólo Dios los puede librar, por lo que hay que orar siempre para no caer junto a sus ejércitos humanos para bien general de todos, ¿Qué me dice usted? Un general puede hacer mucho bien, pero también mucho mal. Demasiado poder sus manos… Dios nos dé generales temerosos a él, respetuoso de las leyes y honestos…

Nota: Perseveramos en Cristo asistiendo al templo Asamblea de Dios, ubicada en la Av. Duarte Esq. Eusebio Manzueta No. 172, cultos los domingos de 9 a.m. a 10:30 a.m. y de 11 a.m. a 12:30 p.m.

 

Por Miguel de J. Ramírez P.

Comenta