La corrupción una gran tormenta global

“Ya es hora que se cree una corte internacional para juzgar la corrupción por ser un crimen lesa humanidad.” WJS

En el nuevo orden global las dos cosas que fueron las primeras en globalizarse son la pobreza y la corrupción, estas se han convertido en males horizontales que cubren una gran franja del globo terráqueo.

El Fondo Monetatario Internacional (FMI), establece en el documento” Corruption: Costs and Mitigating Strategies ” “(La corrupción: Costos y estrategias de mitigación), publicado se observa que la corrupción obstaculiza la conducción de la política presupuestaria y monetaria, debilita la supervisión financiera y, a la larga, impide un crecimiento inclusivo. El análisis se basa en abundantes estudios sobre el tema y en la experiencia adquirida por el FMI en numerosos países. Se sostiene que la solución del problema es crucial para lograr la estabilidad macroeconómica, un aspecto fundamental del mandato del FMI.

Si bien es difícil medirlo, el costo económico de la corrupción puede ser considerable. Se estima que el soborno tiene un costo anual de entre USD 1,5 billones y USD 2 billones (alrededor del 2% del PIB mundial). El costo económico y social podría ser incluso mayor.”

La corrupción es un problema de tal magnitud que en el caso reciente de los llamados “Papeles de Panamá”, se pusieron al descubierto la existencia de miles de millones de dólares depositados en paraísos fiscales donde las operaciones financieras de las bancas se manejan a oscuras y sin rostros de identidad, es como si fuesen caletas mafiosas.

La investigación de los “Papeles de Panamá”, fue una extraordinaria investigación periodística, la primera investigación global bien coordinada, que concluyó con la publicación de una información confidencial que fue cuidadosamente elaborada por 370 periodistas de 76 países, en 109 redacciones, trabajando en 25 idiomas sobre el contenido de más de once millones de documentos que salieron de la firma Mossack Fonseca, la cuarta firma global en la colocación de capitales en los llamados paraísos fiscales.

El mundo se enteró de algunas cuentas que involucraban líderes políticos, artistas, deportistas, empresarios de vocación evasora del fisco, a la vez que en este rincón opaco de las finanzas globales nos topetamos con presidentes que cubren todo el espectro ideológico desde la izquierda ortodoxa hasta los de la extrema derecha, no se podía quedar atrás un miembro de realeza, ahí está señalada una hermana del rey emérito de España.

 

Este escándalo se silenció pronto, solo una cabeza rodó la del primer ministro de Islandia, Sigmundur Gunnlaugsson, que tuvo que presentar su dimisión.

 

La corrupción campea por sus fueros en el ancho mundo. Las grandes fortunas buscan tranquilidad en los mares del Sur o en las islas del Canal. Pero también en Luxemburgo y la City de Londres.

 

Estas investigaciones no se han realizado en otros paraísos fiscales, donde probablemente han encriptado las informaciones financieras de estos “importantes y prestigiosos clientes”, la gran lucha en el mundo actual entre los hackers y las informaciones protegidas por nuevos códigos encriptados.

 

El deporte y su axioma filosófico: “Mente sana, cuerpo sano”, dejó ver que el deporte también puede ser manejado como una corporación mafiosa, el caso FIFA (Federación Internacional del Fútbol Asociado) de 2015 se ha desvelado el caso más grande de estafa en una organización deportiva, la investigación que fue dado a conocer el 27 de mayo del 2015, cuando las autoridades suizas se presentaron intempestivamente en un hotel (Hotel Baur au Lac en Zúrich) e hicieron las acusaciones de sobornos, fraudes y lavado de activos a los altos directivos.

 

En síntesis las investigaciones penales son realizadas por la Fiscalía de Nueva York, y las acusaciones según han divulgado varios medios son la atribución de derechos mediáticos y de derechos de mercadotecnia y de patrocinio para Estados Unidos y América del Sur de competiciones organizadas por la FIFA. El monto estimado de los sobornos supera los 10.000 millones de dólares en 19 años. Hay quienes han bautizado este fraude en la FIFA como la estafa del Siglo. La justicia norteamericana ha actuado con rigurosa aplicación de la ley.

El último escándalo que sacude a latinoamericana y otros países de Africa, es el caso Odebrecht, el cual está abriendo grandes cuestionamientos a la clase política de esos países, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht pagó $788 millones de dólares en sobornos a funcionarios y políticos de 11 países, la mayoría latinoamericanos, incluye dos países africanos: Angola y Mozambique.

La subsecretaria adjunta del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Sung-hee Suh, aseguró que “Odebrecht y Braskem utilizaron una unidad de negocios de Odebrecht, oculta y funcional, un ‘Departamento de Sobornos’, que pagó millones de dólares a funcionarios corruptos en países de tres continentes”.

Nos preguntamos porque el Departamento de Justicia norteamericano no utiliza el mismo método que utilizó para investigar el escándalo de la FIFA, sobre todo en aquellos países donde se han caracterizado por ser “Santuario de la Corrupción y la Impunidad”. Esta semana hemos leído que se dieron cita en Brasil 11 países donde firmaron un acuerdo de cooperación judicial. El encuentro fue organizado por la Procuraduría General de Brasil y asistieron Procuradores Generales de países en los que se investigan las prácticas corruptas en que incurrió la constructora Odebrecht. Los sobornos de la Odebrecht sacude la democracia latinoamericana y sepulta políticos (Miembros de Gabinetes, ex presidentes, entre otros).

Hay países donde se ha puesto en marcha la justicia y en otros las investigaciones van a paso de tortuga, mientras la Odebrecht sigue trabajando y con una campaña bestial a favor de una obra en curso, la cuestionada obra termoeléctrica de Punta Catalina, que incluye “periodistas y comunicadores que son mercenarios mediáticos al servicio del gobierno”.

Este entramado de corrupción está estremeciendo a los partidos políticos y sus líderes comprometidos con esta deleznable, sepultura presidentes, congresistas, expresidentes y empresarios mafiosos en América Latina.

¿Que hacen los organismos multilaterales ONU y Banco Mundial en una situación que pone en riesgo el sistema democrático y la credibilidad financiera global

La ONU celebró la “Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC), también conocida como la Convención de Mérida, por haber sido adoptada en esa ciudad de México, en diciembre de 2003, entró en vigor el 14 de diciembre de 2005, al reunir las 30 ratificaciones requeridas. Actualmente, se integra por 126 Estados miembros y sus objetivos son:

Adoptar medidas para prevenir y combatir más eficaz y eficientemente la corrupción, así como el fortalecimiento de las normas existentes.

Fomentar la cooperación internacional y la asistencia técnica en la prevención y la lucha contra la corrupción.

Promover la integridad, la obligación de rendir cuentas y la debida gestión de los asuntos y bienes públicos.

En este sentido, la Convención reconoce que una función pública eficiente y transparente es la base de un buen gobierno. Asimismo, indica que para evitar los efectos nocivos de la corrupción, es indispensable que sus normas sean aplicables también al sector privado y se involucre a la sociedad en el diseño e implementación de estrategias en la materia.

 

Otro aspecto novedoso de la Convención radica en el tratamiento que otorga a los fondos provenientes de actos de corrupción desviados de los erarios públicos nacionales a terceros países. La recuperación de activos es fundamental, ya que estos fondos son propiedad del Estado y es indispensable su reincorporación a los países de los que fueron sustraídos, lo que obliga a los Estados Parte a brindar mayor cooperación para prevenir y detectar movimientos de fondo. ”

 

http://www.anticorrupcion.gob.mx/index.php/internacionales/convenciones/convencion-de-las-naciones-unidas-contra-la-corrupcion-onu.html

 

 

El Banco Mundial siempre ha puesto empeño en la política anticorrupción, estableciendo rigurosa inspecciones y peritajes técnicos, cuidando que los proyectos financiados por la institución se ajusten a lo establecido y contratado.

 

El Banco Mundial ha establecido políticas y procedimientos con el fin de garantizar la solidez económica, financiera, social y ambiental de sus operaciones. En este sentido, ha desarrollado políticas para aplicarlas en las áreas de financiamiento, contratación, desembolso, acceso a información, salvaguardas y participación, y éstas se encuentran codificadas en el Manual de Operaciones del Banco Mundial, donde puede encontrar la traducción de los manuales en español*. Durante su formulación, las políticas son evaluadas exhaustivamente y, una vez aprobadas, se controla su cumplimiento.

http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/BANCOMUNDIAL/EXTTEMAS/EXTCSOSPANISH/0,,contentMDK:20624661~menuPK:1613937~pagePK:220503~piPK:220476~theSitePK:1490924,00.html

Hay un creciente interés colectivo en que debe haber o crearse una Corte Internacional Contra la Corrupción de Estado, por considerársele un crimen lesa patria, y decimos esto fundamentado en qué hay países de democracias contemporáneas que sus líderes y partidos políticos se consolidan en el poder por medio de actividades corruptas, logran obtener mayoría congresual a la buena o la mala, conforman la justicia a su medida, no existen controles de auditorías confiables porque los contralores, auditores y miembros de la Cámara de Cuenta obedecen a su línea política y a la voluntad del presidente de la República, estos son paraísos de impunidad, verbigracia, gobiernos populistas.

Porque tal y como establece el FMI en el documento antes citado, observa que la corrupción afecta de varias maneras al desarrollo económico.

En primer lugar, reduce la capacidad del Estado para obtener ingresos y desempeñar sus funciones. Aumenta la evasión tributaria al dañar la cultura del cumplimiento. Por ejemplo, si consideran que las exenciones son arbitrarias, las personas tienen menos incentivos para pagar impuestos. En consecuencia, el Estado recauda menos ingresos y no provee servicios públicos, lo cual puede afectar el crecimiento.

En segundo lugar, reduce el volumen y la calidad del gasto público al elevar el costo de las adquisiciones públicas. Los fondos también pueden desviarse mediante transacciones extrapresupuestarias. Esto reduce los recursos disponibles para inversión pública y otros gastos prioritarios, lo cual agrava los problemas de infraestructura y afecta el crecimiento.

En tercer lugar, al reducirse el ingreso público, se tiende a usar más el financiamiento del banco central, lo cual crea un sesgo inflacionario. Además, menoscaba la supervisión y estabilidad del sistema financiero. Esto ocurre debido al uso de prácticas inadecuadas de financiamiento y regulación y a la deficiencia de la supervisión bancaria.

Por último, puede elevar el costo de acceder a los mercados financieros pues los prestamistas tienen en cuenta la corrupción al calcular sus gastos. Asimismo, la corrupción aumenta la incertidumbre para las empresas privadas y crea obstáculos para la entrada de nuevos funcionarios. Los recursos se destinan a la búsqueda de renta económica en lugar de actividades productivas. https://www.imf.org/es/News/Articles/2015/09/28/04/53/sores051116a