Mons. Ramón Alfredo de la Cruz Baldera: “Pastor de almas de trascendente formación intelectual, teólogo, filósofo y académico”

Por Willians De Jesus Salvador

El sábado 24 de julio de los corrientes, fue consagrado obispo de la diócesis de San Francisco de Macorís, Mons. Ramón Alfredo de la Cruz Baldera quien se ha distinguido  por su formación intelectual como teólogo, filósofo y académico, recuerdo en cierta ocasión hacen más de dos décadas conversando con Monseñor Jesús Maria De Jesús Moya, en las oficinas del rector de Universidad Católica Nordestana (UCNE), sobre la vida sacerdotal y preparación académica del hoy Mons. Ramón Alfredo de la Cruz Baldera, me expresó: “El Padre Freddy, es un gran pastor de alma, un sacerdote excepcional y un ser humano portador de grandes bondades espirituales. Dos cualidades son inherentes de su personalidad, la obediencia y la justicia en sus actos. Además debo puntualizar su vocación de educador y académico a carta cabal.”

Mons. Ramón Alfredo de la Cruz Baldera, nació en la ciudad de San Francisco de Macorís, el 05 de julio del año 1961. Hijo de Don Luis De la Cruz, a quien tuve el honor de conocer y tratar como médico, era un hombre de trabajo, vertical y de virtudes cívicas excepcionales y su madre Doña María Consuelo Baldera, fueron dos padres ejemplares, que le educaron en la fe y valores cristianos, inculcándole   una sólida formación, adjunto a sus demás hermanos y hermanas.

Monseñor Alfredo de la Cruz Baldera, recibió su Ordenación Sacerdotal en el año 1991, en la Parroquia Santísima Trinidad de Nagua”. Donde fue recibido con alegría y con amor fraternal, donde se destaca por su vocación de servicios y se integra al tejido social de la comunidad, impulsando los planes de desarrollo y realizando una labor pastoral de profunda trascendencia cristiana.

Es importante destacar que en el  año 1985,  se graduó de Licenciado  en Filosofía en la Pontifica Universidad Católica Madre y Maestra. Continuando con su indetenible formación, se traslada a la hermosa y apacible ciudad de Bonn, capital de post guerra de Alemania, donde estudió el idioma Alemán en la Universidad  Friedrich-Wiehelm. En  esta misma academia recibe el título de “Doctor en Teología en el área de Pedagogía religiosa”. En el año 1990,  Freddy se coloca en la antesala del Sacerdocio, ordenándose Diácono en Alemania.

En su dilatada carrera de  ejercicio sacerdotal, ha desempeñado distintas funciones eclesiásticas, tales como: Vicario Parroquial, Parroquia Santa Cruz, Cabrera; Párroco de la Iglesia San Pablo Apóstol, Los Rieles, San Francisco de Macorís; Formador en el Pontificio Seminario Mayor Santo Tomás de Aquino. Párroco Universitario de la Parroquia Santa Teresa de Jesús, ubicada en el Campus de la UCNE, Director del Santuario y Casa de Formación Getsemaní de esta ciudad. En Santiago de los Caballeros, el Padre Alfredo  De la Cruz, se desempeñó como Vicario Auxiliar de la Parroquia San Bartolomé de Gurabo. Ocupó la delegación para Centroamérica y el Caribe del Instituto de Sacerdotes Diocesanos de Schoentatt.

En lo relativo a su  vida académica, cabe destacar sus funciones de Asistente del Rector de la Universidad Católica Nordestana, UCNE, Profesor de Antropología Cristiana en el Pontificio Seminario Santo Tomás de Aquino, Profesor de Escatología en la Universidad Católica de Santo Domingo. Más tarde, ocupo el cargo de Decano de Filosofía en el Pontificio Seminario Santo Tomás  de Aquino en Santo Domingo.

Monseñor Ramón Alfredo de la Cruz  Baldera, se reintegro a la Universidad Católica Nordestana, UCNE, y en el período 2001-2004, desempeñó  las funciones de Vice-Rector Académico, ocupándose de la coordinación de Maestría en Docencia Universitaria y Profesor de varias asignaturas en el área de Maestría.

En el período 2005-2006, fue  ascendido a Vice-Rector Ejecutivo de la UCNE, luego paso a ocupar la Dirección del Departamento de Educación de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM).  En el 2009 retorno a la Universidad Católica Nordestana, siendo designado Rector de la misma, funciones que desempeñó hasta su nombramiento en diciembre del 2014 como rector magnífico de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra. . Además, fue Vicepresidente y luego Presidente de la Asociación Dominicana de Rectores de Universidades (ADRU).

Gracias a su solida preparación  integral  académica – teológica, su afición a la tecnología, aunadas a su brillante inteligencia  y a su visión holística- global, es preciso destacar, su encomiable contribución al desarrollo  a favor  de la educación,  desde sus diversas funciones en la Universidad Católica Nordestana, contribuyendo   a su  inusitado crecimiento,  prestigio, solidez y a su posicionamiento  a nivel nacional e internacional como  una Institución de educación  Superior de alta calidad académica.  Logrando la difícil misión de  compartir  la modernización de la academia con su grandioso rol de formador en la Iglesia Católica y  su acendrada identificación con el Humanismo Cristiano.

Rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, nombrado el 15 de enero del 2015 por la Conferencia del Episcopado Dominicano, donde ha realizado un trabajo trascendente con sentidos elogios de la comunidad académica de República Dominicana, y en el periódico elCaribe d/f 10 junio, 2021, con la firma de Miguel Ponce, el obispo De la Cruz Baldera, expresó, cito textualmente: “Nos hemos colocado en República Dominicana como la primera universidad que más proyectos de investigación tiene. Y esto seguirá caminando para convertirnos también en la del Caribe y luego pasar a América Latina. Esto es un gran paso”, adujo. Un segundo proyecto a destacar, es del desarrollo de la digitalización de la universidad. Dijo que cuenta de manera estable el “software campo solución”, para el manejo de las administraciones académica y financiera. Un tercer puntal de la gestión frente a la PUCMM, es que se ha abierto a todos los sectores de la población en el país. Indicó que la casa de estudios superiores trabaja desde hace tiempo en la cooperación con otras instituciones.

Además, de su prolífica labor  sacerdotal y académica, Monseñor  Alfredo  de la Cruz, ha publicado obras en Alemán y Español, entre ellas, libros y revistas, ligadas a las áreas religiosa y educativa que por razones de espacio no detallamos, ademas es un amante de todas las manifestaciones artísticas;  poseedor de una inmensa colección de la más selecta música clásica y de una exquisita biblioteca de libros de varios géneros literarios y revistas científicas, lo resumiré con este versículo bíblico: Èxodo 35:31: “Y lo ha llenado del Espíritu de Dios, en sabiduría, en inteligencia, en ciencia y en todo arte”

Monseñor Ramón Alfredo de la Cruz Baldera, permítame felicitarle en nombre de mi familia y el propio mío, usted inicia esta misión apostólica en tiempos difíciles, tiempo de crisis sanitaria, producto de una pandemia que todavía no sabemos a ciencias ciertas cuando tocará fin, cuyo balance de fallecimientos y crisis en todos los órdenes, nos obliga a todos a participar activamente, y colaborar como  ciudadanos responsables, para superar esta impronta del Covid-19, que como anatema afecta a la sociedad global; además el mensaje y trabajo pastoral deberá ser intenso en una sociedad marcada por todos los fenómenos sociológicos del desarrollo, desempleo, pobreza, violencias de género, entre otros.  Me suscribo con humildad a sus órdenes como médico e hijo de San Francisco de Macorís comprometido con su desarrollo y bienestar colectivo .

 

Por Willians De Jesús Salvador

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar