La Bachata ante la puerta de la UNESCO

Por Víctor Minaya viernes 29 de junio, 2018

ARTÍCULOS ANTERIORES

Víctor Minaya Víctor Minaya

Imagen del bachatero Antony Santos, uno de los máximos representantes del género en el país. (Fuente externa).

Oportuna es la ocasión de la iniciativa gubernamental para que la Comisión Permanente de República Dominicana ante la UNESCO, depositara el pasado 4 de abril, el expediente relativo a la nominación de “La Bachata Dominicana”, a la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Esta iniciativa se materializa en un momento histórico del género Bachata, el cual se ha convertido en un ritmo que trasciende continentes,y se ha enriquecido con fusiones y nuevas formas muy peculiares de bailarla; proceso lógico y natural cuando los ritmos se extienden mas allá de sus fronteras.

Constituye una satisfacción que  en ciudades tan diversas y lejanas, se organizan festivales de Bachata, tales como: “El Singapure Bachata Weekend”, “Paris Bachata Festival”, “Bachata Israel Star”, “Shanghai Bachata Festival”, “Praga Bachata Festival”, “Sensual Bachata Bootcamp” (Tokio), “Bachatea World Congress”,“Brasil Bachata Festival”, “I’ Love Bachata México”, entre otros, reflejando que el mundo está bailando nuestra bachata.

Es nuestra responsabilidad como nación afianzar esta identidad musical para que transite por el mundo con el sello indeleble de la dominicanidad, y promover con orgullo ante el mundo, que el ADN de la Bachata nos pertenece.

Indudablemente estamos en el momento preciso para consolidar nuestro ritmo como una marca país. Es tiempo de unir voluntades a través de una alianza pública privada que nos permita crear una plataforma similar a la que construyó Argentina con “El Tango”, convirtiéndolo en una punta de lanza de promoción turística y cultural, y hoy, casi doscientos años después, los turistas visitan Argentina para ver, bailar y escuchar Tango.

El Tango, al igual que la Bachata, era música de bares y burdeles, rechazada por la clase media y alta de la sociedad argentina, y cuando este ritmo se impone en el gusto popular los argentinos lo asumen a través de una política de Estado y lo convierten en su marca país, aprovechando todos los medios posibles, incluyendo el cine. De ahí que hoy día existe toda una economía que gira en torno al tango en Argentina.

Debemos aplaudir y apoyar la iniciativa que a través del embajador José Antonio Rodríguez, y un excelente equipo integrado entre otros por Ernesto Torres Pereira, vienen desarrollando para que se reconozca nuestra Bachata como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Justo es reconocer también, ­­los diferentes actores que han estado apostando al éxito de este proceso. De manera muy particular Anthony Santos, quien es uno de sus mejores intérpretes y precursor por demás, motivo de inspiración de presente y futuras generaciones, incluyendo al máximo representante del género a nivel mundial, Romeo Santos. El llamado “Mayimbe de la Bachata” a través de sus redes sociales, @_estumayimbe_ , promueve sin parar la idea de preservar la Bachata como “Patrimonio Nacional y del Mundo”,  utilizando como eslogan: “Yo creo en mi país”, reconociendo en videos y comentarios a los pioneros de la Bachata, un esfuerzo particular  para mantener vivo el legado musical de estos artistas del género.

Grandes escenarios en el mundo abren sus puertas a nuestra Bachata. En mayo del 2018 , primera vez que se presenta la Bachata en Israel, en la ciudad de Tel Aviv, en el Menora Mivtachim Hall  Arena, de la mano de Romeo Santos, y el pasado 16 de junio del 2018, en el más importante y legendario escenario de estados unidos, Radio City Music Hall, NY, recibió  a Anthony Santos, quien se inscribe en la historia al ser el primer bachatero en presentarse en este importante escenario inaugurado en diciembre del 1932 donde se han presentado artistas de dimensión mundial como Michael Jackson, Madonna, Stevie Wonder y George Michael.

Desde el Estado se debe potencializar este fenómeno en beneficio de la industria turística a través del “Turismo Cultural”, e implementar los festivales musicales como nuevo motor del turismo dominicano, como lo declarara España en “Fitur2018”.

Creo firmemente que nuestra Bachata es una realidad en el mundo, sin duda ha de inscribirse en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad,  y siendo parte fundamental de nuestra identidad cultural, aprovechemos este momento histórico, gobierno central, Ministerio de Turismo, Ministerio de Cultura, interpretes del genero Bachata y nuestros empresarios,  a que unifiquemos esfuerzos para convertir la bachata en nuestra marca país e invitar al mundo que hoy baila nuestro ritmo a que vengan a conocer a la República Dominicana, país al que le pertenece el ADN de la Bachata.

Autor: Víctor Minaya

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar