El amor propio como base de la sororidad

Por Pamela Pitizia miércoles 26 de febrero, 2020

“Tu sabes Pame algo que entiendo ayuda en este camino de la Sororidad, es el amor propio.

Cuando te quieres a ti y te aceptas como eres dejas de ver las carencias de las demás, porque el que carece es quien critica, una mujer segura le da tres pito’ lo que la otra esta haciendo”

Estas fueron las palabras de mi querida amiga @ivettetrodriguezr

Definitivamente, para ser una mujer sorora el amor propio deber estar presente todos los días. Nadie da lo que no tiene dentro de si.

Esto me pone a pensar en cómo encontrar el amor propio y cómo saber si estamos cultivándolo de una manera adecuada.

¿Es importante el amor propio?

¡Claro que sí! Cuando nos mantenemos consiente en este estado estamos en equilibrio y armonía. Esto hace posible que nuestro alrededor esté bien.

El amor propio es: reconocerse para reconocer; es cuidarse para cuidar; es quererse para querer.

¿Cómo?

Habla en positivo.

Práctica la empatía contigo.

Dedícate tiempo.

Mírate.

Explórate.

Medita.

Perdónate.

Elige bien a las personas que te rodean.

Todo eso no se consigue en un día; se va trabajando poco a poco hasta llegar a un estilo de vida más consciente. Cuando llegues a un nivel de equilibrio todo cambia para bien. Vas empezar a notar que tienes toda una tribu de mujeres dispuesta a apoyarte, a brillar juntas, a ser aliadas, a cuidarse entre si, a ser tus hermanas de la vida.

Vuelvo y repito: la sororidad sólo sabe sumar.

Autora: Pamela Pitizia 

 

 

Anuncios

Comenta