Educación Países Nórdicos: Puente para superar el subdesarrollo (1 de 2)  

Por José Manuel Castillo Betances martes 24 de enero, 2023

El norte de Europa está comprendido por diversas naciones, dentro de las cuales se destacan Finlandia, Dinamarca, Noruega, Suecia e Islandia; los llamados países nórdicos, constituyendo una región de cinco Estados, que más allá de compartir geografía y cultura, se caracterizan por una base lingüística e histórica en un espacio geográfico con características comunes que alcanza ¨una superficie de unos 3,5 millones de kilómetros cuadrados¨[i].

Su población ha tenido un crecimiento exponencial pasando de ¨unos doce millones de personas en 2012, a veintiséis millones en 2021¨[ii], aunque sigue contando con una densidad poblacional muy reducida. Es importante destacar que muy a pesar de las serias dificultades climáticas, la región nórdica representa en termino energético una de las zonas más ricas del planeta.

Sus extraordinarios yacimientos de combustibles fósiles, como el gas y petróleo están reforzados con inmensos recursos renovables como el agua, el viento, carbón, la geotermia y la bioenergía, dando lugar a una importante producción de energía teniendo como fuente la energía nuclear, la geotérmica, y la hidroeléctrica, que en gran medida amparadas en la fortaleza de su capital humano han servido de estimuló al desarrollo de estas naciones.

Sistema Educativo Países nórdicos.

El Sistema educativo de los países nórdicos ha servido de base para alcanza su alto desarrollo humano, su modelo educativo enfocado en la formación, para la producción facilitando su incorporación en la sociedad y la vida productiva.

La Organización Económica de los Países Desarrollado, (OCDE), en su análisis sobre Política Educativa (2001), revela que los países nórdicos son los únicos que se acercan a cumplir la meta respecto a la educación permanente. Lo que está fudamentado en el hecho de que Finlandia, Noruega, Suecia y Dinamarca, representan los países con mayor inversión en educación.

En la víspera de la entrada del nuevo milenio la inversión pública en el sistema educativo de estas naciones superó en más ¨´de 1,5% la inversión promedio de los demás países de la comunidad europea, al situarse en 6,6 por ciento del producto interno bruto¨[iii] (PIB), desde la década de los 90.

Lo que le ha permitido tener excelente resultado en materia de escolaridad y continuación de la capacitación de adulto. Es así, como su alto nivel de inversión en el campo educativo ha hecho posible que estas naciones cuenten en la educación secundaria con una mayor y apreciable cantidad de computadoras en las aulas de clases, que oscilan entre una ¨por cada 4-9 estudiantes, versus Francia, Alemania y otros países que apenas cuentan con una por cada 40 estudiantes¨[iv].

Es importante destacar algunas características propias de este modelo educativo que va desde la obligatoriedad hasta el nivel secundario, inspirado en su carácter universal facilitando la educación terciaria y procurando siempre que los jóvenes tengan un espacio en la nueva sociedad del conocimiento.

Pasando no solo por una alta inversión, sino enfocado en la calidad de ésta. De la misma manera, el modelo prioriza la capacitación permanente y continua del docente, a fin de garantizar una instrucción de calidad que impacte el desarrollo sapiente de los alumnos.

Uno de los aspectos relevante del sistema educativo nórdico consiste en el pleno reconocimiento social del maestro, y una justa retribución que le garantiza al termino de sus aportes educativos un retiro digno.

La notable calidad del referido sistema educativo ha incentivado un crecimiento de estudiantes extranjeros en universidades de los países nórdicos, como Dinamarca, Finlandia y Suecia. Lo que ha hecho considerar que dicho flujo estudiantil sumado a la especialización abre la puerta a la economía del conocimiento en la subregión del norte europeo.

En procura de que nadie se quede atrás en materia de conocimiento, el sistema auténticamente ejerce la buena práctica que data de casi un siglo garantizando la reinserción permanente de la enseñanza de adulto, mediante un esquema de instituciones estructuradas para tales fines. Éxito que el investigador educativo Jarl Bengtsson ha valorado desde una perspectiva histórica.

La cohesión desplegada en el proceso formativo nórdico ha fortalecido el adiestramiento y destrezas de las personas que en el caso de Dinamarca y Finlandia solo alcanza un 10% de las personas carentes de ciertas pericias, seguida de Noruega y Suecia con un 20%, contrario a Estados Unidos con un 60% y Gran Bretaña con un 33% respectivamente de personas desprovistas de las debidas instrucciones prácticas.

Las causales que generan este fenómeno tienen un carácter multifactorial, destacándose en el caso de los EE.UU y Gran Bretaña, el componente inmigratorio constituido por un alto flujo de personas que en un porcentaje considerable carecen de las debidas habilidades, para insertarse exitosamente en el mercado de trabajo.

De igual manera, se destaca el alto costo de la educación en estos países, contrario a las naciones nórdicas, donde la educación desde la infancia hasta la superior es gratuita.  Así, constituye un obstáculo la barrera idiomática, para los estudiantes extranjeros, quienes deben en principio aprender los idiomas locales de los países receptores.

Esta realidad revela la trascendencia de desarrollar programas de formación técnico profesional, para la diáspora, especialmente la quisqueyana, en coordinación con las alcaldías de los países receptores, particularmente la nación norteamericana, España y otros países, donde residan dominicanos y dominicanas, a los fines de que puedan adquirir una adecuada calificación y destreza que les permitan incorporarse al proceso productivo local.

Es propio resaltar que el alto nivel y calidad de la enseñanza en los países nórdicos contribuye a mantener un alto índice de participación y consecuentemente una baja decepción escolar que apenas alcanza un 5% de los matriculados en la enseñanza secundaria.

Sin embargo, cuando observamos el comportamiento en terceros países del viejo continente notamos que el índice de decepción de los estudiantes que abandonan el bachillerato *ronda el 20 y 25 por ciento*[1].

Sistema educativo finlandés:

Cuando hablamos de alto rendimiento educativo, tenemos obligatriamente que pensar en lo que se ha conocido como el “milagro finlandés.

Para los entendidos no es un secreto que Finlandia, después de estar sometida por unos ocho siglos por el Reino de Suecia y posteriormente un siglo por los zares ruso, (1917). Todavía en los años 60 era un país con una marcada pobreza y un pésimo sistema educativo. Una época en que apenas ¨un 10 por ciento de sus ciudadanos había concluido la educación secundaria, y solo el 7 por ciento¨[v] contaba con educación universitaria.

 

No fue hasta la década de los 70 que se dio inicio a la carrera por una nueva Finlandia inspirada en reformas que en tres décadas de arduos trabajos le posibilitaron dar el salto hacia los rankings mundiales en materia de rendimiento estudiantil y la apertura de una nueva economía del conocimiento, compleja y altamente competitiva.

i]Los países nórdicos | La guía de Geografía. Geografia.laguia2000.com/geografia-regional/europa/los-paises-nordicos.

[ii] Los países nórdicos | La guía de Geografía.

Geografia.laguia2000.com/geografia-regional/europa/los-paises-nordicos

[iii] EDUCACION: Países nórdicos a la vanguardia mundial. https://ipsnoticias.net/2001/04/educacion-paises-nordicos-a-la-vanguardia-mundial.

[iv] EDUCACION: Países nórdicos a la vanguardia mundial

[v] Finlandia: cómo la igualdad de oportunidades para ricos y pobres …

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-45582530.

 

Por José Manuel Castillo Betances

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar