Diversión o tragedia

Por Miguelina Ramírez Vásquez De Belén Miércoles 1 de Marzo, 2017

Un juego divertido para niños y jóvenes que puede volverseuna tragedia para muchos donde la adrenalina y el desafío imperan entre ellos,siendo esta una de las diversiones más contagiosas en la temporada donde lacirculación del viento se torna más concurrente.

En República Dominicana se le llama “Chichigua”, nacealrededor del año 1200 a.c. en la antigua China y se utilizaba como undispositivo de señalización militar. En algunos países reciben el nombre decometa, chiringa, papalote, culebrina, abilucho, entre otros dependiendo delpaís.

Volar “chichiguas” es una tradición dominicana, usualmente enla tarde es el horario perfecto para alzar el vuelo, aunque algunos jóvenes nolo hacen en el lugar adecuado, ya que prefieren realizar estas actividades enla cima de un edificio o en los techos de las viviendas.

Es fascinante volar chichigua o cometa como le llaman y ver cómose eleva al cielo, pero lo recomendable es hacerlo en un lugar donde tenga unbuen espacio como en un parque o en la playa.

Riesgos y supervisión

Niños que están ausentes de la supervisión de sus padresrealizan competencia con los demás jóvenes en lugares que puede tornarsepeligroso. Han sido varios los casos de niños que caen al vacío, niños quepierden la vida al olvidarse de que están encima de un techo.

Al cuestionar algunos de los jóvenes de porque volaban chichiguaen la cima de un edificio, dijeron que lo hacían por que la brisa es máscontinua a esa altura.

Confesaron no sentir miedo, ya que, según ellos tienen medidola distancia en que recorren con la chichigua para no caer al vacío.

En un momento se escuchaba una algarabía entre los jóvenes, alo que se le pregunto ¿Cuál es la emoción de volar chichigua? afirman quecuando se van en banda, explican que al hacer una chichigua en la parte de lacola le insertan una cuchilla que sirve para cortar el hilo de su adversario,esto hace que la chichigua se vaya volando y su adversario pierda lacompetencia.

Son muchas las emociones y distracción que siente un jovencuando hala el hilo que impulsa el vuelo de las chichiguas, pero también son muchaslas tragedias que ha causado.

No solamente es trágico para los niños que vuelan este objetosino también para los peatones. ¿Por qué para los peatones? Porque algún díadisminuirá la intensidad de la brisa y la chichigua que se fue en banda bajará.Semanas pasadas un policía que prefirió ocultar su identidad, fue víctima deuna chichigua que se fue en banda, cuando caminaba por la avenida Máximo Gómezcon John F. Kennedy. El policía resultó convarios cortes en el cuello al enredarse con la cola de una chichigua.

Pero aparte de estos daños humanos, existen otros daños comoes el tendido eléctrico y la falta de supervisión de los padres de estos niñosque al parecer no les explican del peligro de esta diversión en lugares noactos para este tipo de juego.