Medio Ambiente interviene en laguna Mallén por contaminación

Por lunes 13 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Técnicos del Viceministerio de Gestión Ambiental inspeccionaron y tomaron muestras de un agua de color azul vertida en la laguna Mallén, en San Pedro de Macorís.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales expresó que envió un equipo de inspección hasta el lugar, luego de que se recibiera una denuncia recogida en la redes sociales por ciudadanos preocupados por el tema.

El acta de inspección del lugar indica que las aguas provenían de la empresa EZC Manufacturing, dedicada al tintado y lavado de prendas de vestir, ubicada en el parque Zona Franca de San Pedro de Macorís.

El documento señala, también, que “la empresa no cuenta con autorización ambiental, ni con un sistema de tratamiento adecuado y que fueron cerradas las tuberías que conducían las aguas residuales hacia la Laguna”.

Una vez obtenido el análisis de las aguas recolectadas, se emitirá un informe técnico y se procederá a sancionar a los responsables de los daños ocasionados a esta zona ecológica; que por sus características de flora y fauna ha sido declarada como área protegida.

Según se reseña, a esta misma empresa se le ha habían hecho recomendaciones de mejora y hasta ahora no habían acogido el llamado en violación a la ley 64-00 Sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El Ministro Francisco Domínguez Brito ha reseñado la importancia estratégica para el país que conlleva la protección de sus cuerpos hídricos y la biodiversidad, en especial tomando en cuenta que el Presidente Danilo Medina ha declarado este el "cuatrenio del agua".

Al mismo tiempo resaltó la importancia de que cada ciudadano participe, que se sienta comprometido con la defensa de la ecología y el medio ambiente, pues con las denuncias y alertas tempranas el Ministerio que dirige puede tener un accionar más eficiente en beneficio de la colectividad.

Laguna Mallén fue declarada "Refugio de la Vida Silvestre" en el 2009

con el propósito de resguardar el hábitat natural de numerosos bancos de garzas (reales, de rizos, cenizas, garcilones), patos migratorios y otras especies nativas y endémicas a determinar en lo adelante, las cuales ha escogido los manglares, cuerpos de agua y humedales asociados como su espacio favorito para la reproducción y convivencia, a pesar del estrés ecosistémico causado por la proximidad del ámbito urbano de San Pedro de Macorís, la zona franca industrial y las actividades agrícolas y ganaderas de su entorno., etc.