Locutora dominicana Milly García afirma que la locución debe mejorar la oratoria

Por Carlos Luis Baron sábado 11 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK.- La reconocida locutora dominicana, Milly García, “La diva de la radio”, dijo que la locución actual debe mejorar la oratoria.

García, nativa de Mao, Valverde, en República Dominicana, hizo un llamado a la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía, CNEPR, a fin de que gire una vista a Estados Unidos, a fin de regular la situación que calificó de grave.

Expuso que en la actualidad hay gente con calidad para usar con autoridad el micrófono, "pero, hay una mayoría que maltrata gramaticalmente el idioma al expresarse en radio y televisión, lo que es motivo de preocupación".

Precisó que no todos los que aspiran a hablar por radio o televisión están facultados para hacerlo.

Apuntó que se requiere de una preparación permanente, para ofrecer un servicio de calidad que tienda a llevar información, orientación, y entretenimiento a oyentes y televidentes.

Lamentó que no exista un plan de seguimiento y regulación en tal sentido.

"Esas personas que se hacen llamar locutores sin ninguna preparación, no solo les quitan el trabajo a los auténticos profesionales de la palabra hablada, también desmeritan la clase locutoril, y entiendo que la Comisión de Espectáculos Públicos tiene faculta para intervenir y corregir".

Informó que en la actualidad hay muchas personas ejerciendo la profesión sin tener preparación.

Se mostró de acuerdo en que se haga una depuración lo más pronto posible, con el objetivo de que la enfermedad de hablar incorrectamente en radio y la televisión siga expandiéndose.

García produjo sus declaraciones al comparecer como invitada al programa vespertino, A todo ritmo, que produce y conduce el locutor Francisco (El Mister) Fernández por LAMIAFM.COM división de radio y televisión.

Asimismo, se solidarizó con la formación de la Asociación Independiente de Locutores de New Jersey, la que afirmó será un gran logro para la clase locutoril dominicana.

Por Tony Balbuena