Esos genios de los enredos interpretativos…

Por Francisco S. Cruz

He llegado a pensar que los abogados especialistas en algunas ramas del derecho, antes que nada, son filólogos o semióticos, pues se las ingenian para enredar, descodificar -colindancias políticas o de riesgos- o, dar vueltas discursivas y exhibir su vasta jurisprudencia doctrinaria.

Lo escribo, porque hace poco leí un artículo de un abogado especialista -constitucionalista- que se auxiliaba de otro -con agradecimiento público- para exponer sobre la famosa inmunidad parlamentaria. En el referido artículo o análisis todo queda claro hasta que al final en vez de rematar con un claro y fulminante: ¡no hay subterfugio o trámite legal que impida la investigación a un legislador, bajo ningún amparo! Pero el acucioso especialista cierra con esta hermenéutica: “El régimen de inmunidad parlamentaria, y la protección institucional a que se orienta, no interfiere con la obligación de los legisladores de responder por sus hechos personales que configuren ilícitos penales”. Es decir, que en vez de dar vueltas discursivas -para letrados-; hubiese sido más llano y comprensible haber dejado claro el objetivo último de su perorata -en este caso sustanciosa (porque ilustra, pero también recrea el limbo): sí, para enjuiciar a un legislador por presunción de “ilícitos penales”, no se necesita levantar ninguna inmunidad parlamentaria, pues, sólo hay que citarlo a que responda (…y punto).

Al menos, esa fue mi lectura de su análisis. Además de saber e informarme sobre las tres interpretaciones erróneas que popular o falazmente los ciudadanos comunes -y legos en la materia- creemos sobre la famosa inmunidad parlamentaria que, leyendo al autor, a dos manos, el mito de hacer difícil lo que es fácil rueda por la cuneta (aquello de la jurisdicción especial y queochocuentos).

 

Tal vez, quién sabe, porque política y poder, digo yo, están primero que derecho o buen teatro… (¡sí, buen teatro…!). ¿Alguien lo duda?

 

Por  Francisco S. Cruz

 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar