Eduardo Muñoz

Por Ramón Saba jueves 30 de enero, 2020

Nació el 30 de abril de 1962, en Jarabacoa, provincia La Vega. Su nombre completo es Eduardo Muñoz Domínguez.

Poeta, decimero, narrador, escritor de literatura infantil-juvenil y profesor. Se graduó de licenciado en Educación en la Universidad Agroforestal Fernando Arturo de Merino de Jarabacoa. Fue profesor en el Liceo Técnico Luis Ernesto Gómez Uribe y en la Escuela Nocturna Manuel Ubaldo Gómez. Ha dictado charlas sobre poesía para diferentes entidades. Forma parte del Colectivo Literario Máximo Avilés Blonda, de su natal Jarabacoa.

En su haber bibliográfico se descubren los títulos “Decimas de mi pueblo” (décimas), las novelas para adultos “El Ajedrez de la vida” y “Enigmas”, la novela de literatura infantil “Preservación de nuestras especies en peligro de extinción”, la obra de teatro “Dialogo con Juan Pablo Duarte” y el guion de cine “Un Quijote Dominicano”.

Su obra y trayectorias han recibido importantes reconocimientos, tales como haber obtenido el primer lugar en los años 1991, 1992, 1993, 1994 en el concurso organizado por el Ayuntamiento Municipal de Jarabacoa; dos menciones honoríficas en el Concurso de Radio Santa María, (1992 y 1993); segundo lugar en décima espinela en el concurso organizado por el escritor y columnista cubano Luis Beiro; primer lugar en décima en el concurso organizado por la Asociación Dominicana de Profesores de Jarabacoa; segundo lugar en poesía  segundo lugar en cuento en el certamen preparado por el Ayuntamiento Municipal de Jarabacoa (2017).

La escritora Luz María Abréu considera que el ingenio del poeta Eduardo Muñoz, decimero esencial de estas montañas, se ha acompañado del cultor de mentes juveniles, invitándonos a una maravillosa aventura por valles, lagunas, montes y mares de la media isla a la que pertenecemos. Se aferra al timón de su obra para trascender en la conciencia de su alumnado una forja de valores más allá de su tiempo en las aulas y que este nos convoca a recorrer esta aventura, es el maestro de escuela pública que concluye con la publicación de su obra la condición de profesor, para elevarse a la categoría de maestro, testimoniando así su gran amor a los jóvenes a quienes ha tenido la oportunidad de enseñar desde Matemática, música, letras, física, etc.

 El doctor en lingüística Tomás Abreu estima que la producción poética de Eduardo Muñoz Domínguez, inédita por mucho tiempo, ha dado a luz una significativa obra; en ella reúne la realidad circundante de los moradores de su comarca y logra una empatía con el entorno social, histórico, artístico y jocoso, manejando un género literario que ha disminuido su caudal artístico en relación al aumento población y cuyo nombre que se debe a Vicente Espinel, poeta y músico español que ha logrado escalar en diversas culturas y generaciones.

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un fragmento de una décima espinela de Eduardo Muñoz:

 

Décima a Juan Antonio Alix

 

Juan Antonio era su nombre

y Alix era su apellido,

de él es que yo he bebido…

un gran ser de gran renombre.

¡Qué genial lo de este hombre!

Hizo “camino al andar”,

el poeta popular

hijo de Félix y María,

su vida se hizo poesía:

La gran ola en ancho mar.

 

Por Ramón Saba

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar