Denuncian que Gobierno permitió entregaran comunidad Hato Nuevo a la familia Scheker

Por jueves 2 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-La comunidad de Hato Nuevo Cortes, Azua, con más de 15 millones de metros de extensión, fue titulada como propiedad por Mensura Catastral y adjudicada a los sucesores Scheker, acto sin precedentes en el país, que ahora impide a los habitantes de este poblado sureño validar sus derechos.

De acuerdo con lo denunciado por el periodista Salvador Sánchez, en el popularísimo espacio de televisión El Show del Mediodía, que produce Iván Ruiz para Color Visión, mediante decreto el presidente Joaquín Balaguer autorizo la emisión del título de propiedad de la parcela 145 A, del Distrito Catastral número 8, que para entonces estaba habitada y la cual fuera fundada más de trescientos años antes de ser convertida en propiedad de la familia Scheker.

"Esa barbaridad de permitir que 15 millones de metros de un pueblo, lleno de gente, con tradición, con derechos adquiridos, con más de dos policlínicas, varias escuelas, un liceo secundario se convirtiera mediante un título en propiedad de los sucesores de Emilio Scheker y Reyna R. Vda. Scheker, cuando ya allí vivían familias que tenían hijos, nietos, biznietos y tataranietos"

Insistió Sánchez en decir que de los más de diez mil productores con que cuenta el Distrito Municipal de Hato Nuevo Cortes, algunos con más de 40 y 50 años trabajando la tierra que reclaman como de su propiedad, ninguno ha podido obtener un título de propiedad porque todo el terreno que ocupa el poblado, los 15 millones de metros, está declarado como propiedad de los Scheker.

La comunidad de Hato Nuevo Cortes, fundada para cosa de 300 años, primero como sección de la provincia de Azua y luego elevada a Distrito Municipal por el Senado de la República en el año 2007 a petición del senador azuano Cesar Augusto Díaz Filpo.

Hoy se mantiene en un limbo jurídico la propiedad cuyos habitantes reclaman como suya, y la cual habitan y trabajan produciendo yuca, guineo, batata, platino, y ganado, no obstante el mayor valor o riqueza, que al parecer motivara el interés de su apropiación, lo son las minas de arena, mármol, y azufre que existen en su subsuelo.