Carlos denuncia que se le ha hecho un juicio absurdo y se dice preso político

Por El Nuevo Diario martes 28 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, PARIS.- El terrorista venezolano Ilich Ramírez Sánchez, "Carlos", denunció por "absurdo" el juicio finalizado hoy en París, en el que la Fiscalía le reclama cadena perpetua por un atentado en 1974, y se reivindicó como "preso político".

"No soy un inocente, pero este proceso es un absurdo desde todos los puntos de vista", subrayó "Carlos" al tomar la palabra por última vez antes de que el Tribunal de lo Criminal de París se retirara a deliberar para dictar sentencia, que debe hacerse pública en unas horas.

En un discurso de unos 40 minutos, dijo que estaba acusado "por asuntos completamente amañados" con la intervención de "agentes intoxicados con cocaína", que la instrucción había sido "saboteada" y habló de "burdas manipulaciones".

Se quejó, en particular, de que se le hubiera negado en este proceso, abierto el pasado día 13, el cara a cara con los principales testigos y también que no se hubieran proyectado las que él considera como verdaderas fotografías suyas de la época del atentado.

A Ramírez Sánchez (67 años) se le responsabiliza de haber cometido el ataque con granada contra una galería comercial del bulevar Saint Germain de París el 15 de septiembre de 1974, que causó la muerte de dos personas y heridas de diversa consideración a otras 34.

El venezolano hizo hincapié en que los hechos están prescritos desde hace mucho tiempo y cargó contra los abogados de las asociaciones de víctimas que consiguen dinero "a costa de Francia", a los que trató de "carroñeros".

Sobre su eventual implicación en los hechos, no quiso entrar de forma directa y lo justificó señalando que "los fedayín tienen reglas", en particular la de "no chivarse" y no hacer confidencias a la policía.

A ese respecto, afirmó que en su pasado de "guerrillero" había "ejecutado a una quincena de chivatos".

También contó que pertenece "a la cuarta generación de presos políticos en (su) familia", que lo han tratado de matar en múltiples ocasiones (llegó a dar la cifra de 33) y que por eso es un superviviente.

"Todos los responsables de la resistencia palestina en Europa -declaró- han sido asesinados. Soy el único al que el enemigo sionista no ha conseguido matar".

La abogada de "Carlos", Isabelle Coutant-Peyre, explicó a Efe que había traído a la audiencia una botella de champán por una apuesta sobre el veredicto en el que espera que sea absuelto, sobre todo por la ausencia de pruebas materiales que impliquen directamente a su defendido.

El terrorista venezolano, que se encuentra encarcelado en Francia desde agosto de 1994, cuando fue capturado en Sudán en una operación de los servicios secretos, ya ha recibido dos sentencias de cadena perpetua.

La primera en 1997, por haber asesinado en París a dos agentes secretos franceses y a un confidente el 27 de junio de 1975.

La segunda, confirmada en apelación en junio de 2013, por cuatro atentados cometidos en Francia en 1982 y 1983, en los que murieron once personas y cerca de 200 resultaron heridas.

Apple Store Google Play
Continuar