Ana Teresa Martínez

Por Ramón Saba jueves 8 de septiembre, 2022

Nació en Salcedo, el 16 de noviembre de 1938.

 

Poeta, escritora, compositora, profesora y gestora cultural. Se graduó de Maestra Normal de Primera Enseñanza y en la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña alcanzó el título de Licenciada en Educación, mención Pedagogía pura, con el mérito de Cum Laude. Laboró en los niveles Básico y Medio en diferentes instituciones.   En la escuela de formación de maestros Juan Vicente Moscoso trabajó por muchos años como maestra de Práctica Escolar y otras asignaturas e impartió cátedras por diez años en la Universidad Central del Este. Fue presidente del taller literario “René del Risco Bermúdez” durante  sus primeros seis años de formado. Fundadora y coordinadora del Grupo Interiorista del Ateneo Insular “Francisco Domínguez Charro”. Fundadora del taller literario “Carmen Natalia Martínez”. Fundadora  del taller literario “Don Pedro Mir”. Fundadora del taller literario “Gabriel García Márquez” en la ciudad de New York. Fundadora del taller literario “Salomé Ureña” en la escuela “El Brisal”. Miembro del Consejo  Provincial de Cultura. Directora y fundadora de la escuela Literaria Municipal de San Pedro de Macorís, la que hoy lleva su nombre. Miembro de la Unidad Gestora Cultural Municipal y miembro del Ateneo Incorporado de San Pedro de Macorís. Miembro de la Asociación Internacional de poetas y escritores hispanos de Miami (AIPEH). Ha participado en una gran cantidad de seminarios, congresos y talleres literarios, impartidos a nivel nacional; además organiza varios de estos para la comunidad donde radica. Es coordinadora del círculo de lectura “Freddy  Gatón Arce”, Presidente del Colectivo Literario “San Pedro de Macorís” y  fundadora del “Círculo de lectura Federico Jóvine Bermúdez”.

 

En su haber bibliográfico figuran títulos en diferentes géneros de la literatura. En poesía: “Mis Poemas Para Ti”; “Cartas Abiertas”; “Voces” y “Acuarela en sombras”. En cuentos: “Cristales”; “Cristalitos de Vida”; “Cristalitos de Sabiduría” y  “Cristalitos de Fe”. En novela: “Entre Muros de Silencio” y “Yoyja la elegida”. En canciones: ¨´Me resignaré”; “Vuelve a Mí”; “A ti te cantamos todos”; “Cenizas Quedan” y el himno al Colegio Los Pininos. La obra de Ana Teresa Martínez aparece en varias antología importantes, tales como “Antología de Cuentos de la Región Este” y “A la Sombra del Cañaveral”, ambas compiladas por el escritor y editor Isael Pérez; “Antología de Sonetos Dominicanos del Siglo XXI” de mi autoría y “Antología “Poetas de la Era III” de la escritora Elsa Báez, entre otras.  Fue asesora de la Primera Enciclopedia “San Pedro de Macorís su Historia y su Gente” de los escritores Aurelia Castillo  y Escarlin Martínez.

 

Entre los múltiples reconocimientos de que ha sido objeto Ana Teresa Martínez, podemos mencionar haber sido declarada “Máxima Excelencia Magisterial” por el Honorable Concejo de Regidores del  Ayuntamiento de San Pedro de Macorís, en el 2013. Declarada “Hija Adoptiva” de la ciudad de San Pedro de Macorís en el año 2011 por el Honorable Ayuntamiento de esa comunidad. Reconocida por el Ministerio de la Mujer en el 2011. Nombrada “Maestra Ejemplar” por el Ministerio de Educación, los años 2011 y 2012. Reconocida por el Ministerio de Educación en la celebración de la XV Feria Internacional del Libro 2012. Resaltada por el Club de Damas Leones en el período 2011-2012 y reconocimiento en Caracas, Venezuela, como charlista por la Asociación Nacional de Maestros Cristianos de Venezuela, entre muchos más. Recibió el premio “Liderazgo Cultural Hispano 2017”, otorgado por Hispanic Heritage Literature Organization.

 

El Poeta Rafael Anglada estima que Ana Teresa Martínez es una excelente maestra y escritora, siempre preocupada por la sana educación. En sus libros se percibe dicho afán, ya que los mismos están imbuidos de esa aura didáctica y humanística que siempre la caracteriza como escritora y como persona.

 

La escritora y enciclopedista Aurelia Castilla considera que hablar de la escritora Ana Teresa Martínez para ella es algo emocionante, ya que lleva varios años compartiendo con esta ilustre dama del pensamiento. Su encuentro con ella le ha llevado a sumergirse en sus tantos escritos y a observar con la facilidad que ella produce, su poesía y su narrativa. Su experiencia de treinta años como educadora la ha llevado a producir una serie de obras que deberían ser tomadas en cuenta  en el currículo de la educación dominicana: “Los Cristalitos de Sabiduría”,  “Los Cristalitos de Vida”  y Cristalitos de Fe”. Para ella, Ana Teresa Martínez es su madre literaria.

 

La poeta Nitín Troncoso manifiesta que Ana Teresa Martínez, es una exquisita poeta y escritora dominicana; trabajadora incansable de la literatura que vive constantemente renovándose. Con su fecunda imaginación y dominio perfecto del lenguaje, logra plasmar en sus escritos profundos conceptos de manera bella y concisa. Al leerla, se descubre en ella una poeta culta, de profundo lirismo y gran sensibilidad, cualidades esenciales en el trabajo literario. Sus poemas, de gran intensidad emotiva, ambiciosos en sus propósitos simbólicos y expresivos, se proyectan desde lo íntimo, hasta alzar su voz por las causas sociales.

 

Finalmente, el escritor Joel Rivera asegura que Ana Teresa Martínez cultiva varios géneros literarios, pero donde más se destaca es en la poesía. Como poeta tiene la particularidad de ser auténtica. Ha leído casi todos sus poemas y ha buscado una voz que la haya influenciado, pero no la ha encontrado. Las imágenes de sus versos, la forma peculiar de colocar los adjetivos, la sintaxis verbal que utiliza y la concatenación que hace entre versos asemánticos, la hacen una creadora origninal. Joel Rivera termina afirmando que “Ana Teresa no es oriunda de la tierra de Pedro Mir, pero poéticamente se formó en San Pedro de Macorís: Una tierra que cuando no pare un poeta, se lo roba.”

 

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un poema de la autoría de Ana Teresa Martínez:

 

La nada de las nadas                   

 

La nada de las nadas penetra a mis entrañas

escondida en el ruedo de mi alma

germina en mi espíritu;

aspiro la esencia de su yo

hecho destino es ruta, es impulso

condiciona mi aliento.

Siento la conciencia  cósmica

derramada en espacios de su presencia

comulgo con el universo

oníricas creencias me llevan a mundos siderales

recorro distancias, rompo el tiempo.

La nada de las nadas se agiganta

emula mis sentidos

rota su sombra llueven alboradas 

crepúsculos mastican suspiros

de nada en defunción.

Me entierro en dolor

esculpo sueños en holocaustos

y en firme decisión

la echo al vacío

de la nada de todas las nadas.

Por Ramón Saba

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar