Villar cumple el formalismo y opta a octavo mandato consecutivo en RFEF

Por admin Viernes 5 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, MADRID.- Ángel María Villar cumplió el formalismo para optar a su octavo mandato como presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF) en las elecciones del día 22, mientras que su único oponente, Jorge Pérez, no lo hizo porque pidió la impugnación del proceso al Tribunal Administrativo del Deporte(TAD).

Horas después de que Pérez confirmara que "sigue siendo candidato" pese a no presentar este viernes, fecha fijada para hacerlo, la documentación para formalizar su candidatura por esta reclamación, Villar procedió a cumplir el calendario y el reglamento electoral.

Con más de doce meses de retraso en unos comicios en los que no ha podido evitar polémicas similares a las de otras elecciones, Villar (Bilbao, 21/01/1950) vuelve someterse al refrendo de las urnas, que ya validaron su gestión hace unos días con la elección de los integrantes de la Asamblea General.

Ésta tiene cita para elegir al presidente y a los miembros de la Comisión Delegada el lunes 22 de mayo, un año y tres meses después de que el presidente confirmara su aspiración de seguir en el cargo, cuando la oposición ya daba señales para intentar evitarlo.

Tener como rival a Jorge Pérez, alguien que ha trabajado junto a él durante 27 años, los últimos 14 como secretario general, le ha hecho elaborar un programa en el que defiende su experiencia, recorrer las territoriales, mayoritariamente a su lado y crearse una cuenta en Twitter.

Desde su último refrendo, el 16 de febrero de 2012, Villar ha pasado por situaciones delicadas fruto de sus diferencias con el Consejo Superior de Deportes (CSD) y el difícil momento de la FIFA, por la corrupción que salpicó a parte de sus directivos en 2015.

Pero los últimos doce meses han sido mucho más movidos, porque en ellos se ha dilatado un proceso que ya debía estar terminado.

Los sucesivos rechazos que el CSD hizo hasta el pasado 30 de enero de los modelos de reglamento electoral que la RFEF le mandó durante 2016, por no cumplir la orden ministerial que rige las elecciones federativas, han sido el motivo de que el fútbol vuelva saltarse los plazos y a elegir presidente más tarde de normal.

Mientras tanto, Villar presentó y luego retiró su candidatura para presidir la UEFA, forzada a renovar el cargo por la inhabilitación del francés Michel Platini, y se ha visto obligado a devolver una subvención que el CSD le concedió en 2010, con declaración en los juzgados por dos denuncias sobre su gestión.

Un posible trato de favor (económico) a los clubes Recreativo y Marino en anteriores temporadas y el mal uso de dicha subvención son casos que le salpican, pendientes todavía de resolución judicial.

Como la presidencia de la UEFA se renovó en septiembre, Villar estuvo también al frente de ésta durante la Eurocopa de Francia del último verano en calidad de vicepresidente primero, cargo que dejó de ocupar el pasado abril, aunque continúa como vicepresidente de un organismo a cuyo Comité Ejecutivo se incorporó en 1993.

Cinco años más tarde de eso, y tras una década al frente de la RFEF, entró en el antiguo Comité Ejecutivo de la FIFA -ahora Consejo-, en la que se convirtió en uno de sus vicepresidentes en 2002. Dentro de FIFA ha presidido la Comisión de Árbitros hasta hace apenas un mes cuando fue sustituido por Pierluigi Collina.

Jugador del Athletic Club (1970-1980) e internacional en 22 ocasiones con España (1973-79), empezó a estudiar Químicas pero se licenció en Derecho. En 1986 fue elegido presidente de la territorial Vizcaína y dos años después, en julio de 1988, sustituyó a José Luis Roca en la RFEF tras superar al andaluz Eduardo Herrera, aliado ahora de Jorge Pérez, como lo fue antes con otros opositores.

Reelegido sin rivales en 1992, 1996 y 2000, en 2004 tuvo como como contrincante también a su exsecretario general, Gerardo González, cuyo despido provocó una denuncia de Javier Tebas, entonces vicepresidente de LaLiga y ahora presidente.

La causa, luego archivada, por uso indebido de fondos públicos, llevó a su imputación, pero la Asamblea volvió a votar por él.

Para su siguiente reelección, en 2008, logró que el CSD autorizara un retraso en las elecciones como él pedía ante la posibilidad de que la FIFA tomara represalias contra España por injerencia y le impidiera jugar la Eurocopa.

Con ese torneo ganado y la oposición que encabezaban Mateo Alemany y Carmelo Zubiaur desmontada, en noviembre de ese año renovó una presidencia que el 16 de febrero de 2012 volvió a prolongar. Entonces, al contrario que ahora, como España iba a participar en los Juegos de Londres 2012, las elecciones debían ser tras éstos, pero la RFEF pidió adelantarlas, el CSD lo autorizó y Villar fue reelegido con 161 votos de 167 posibles.

La medida del CSD fue recurrida por el exconcejal de urbanismo del ayuntamiento de Madrid, Ignacio del Río, pero el recurso fue rechazado por la Audiencia Nacional casi un año después.