“Victoria & Abdul”: La reina que quería al sirviente

Por Yasser Medina viernes 29 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- En el año 1887, la reina Victoria comenzaba a celebrar el jubileo de oro en las entrañas del majestuoso castillo de Windsor. En ese tiempo, conoció a Abdul Karim, un sirviente musulmán indio que, a pesar de ser encasillado por la intolerancia racial de la monarquía, se ganó el afecto de la soberana en los últimos años de su reinado. Victoria le otorgó el título de “munshi” [palabra hindi-urdu que significa “maestro”] porque, lentamente, le enseñaba las costumbres de su cultura. Y lo valoraba hasta el punto de nombrarlo como su secretario personal, concediéndole todo tipo de honores y otorgándole una tierra en la India para que viviera con su familia.

Esta relación de amistad entre la reina y el fámulo es el centro de atención de “Victoria & Abdul”, película biográfica del director Stephen Frears (“Dirty Pretty Things”, “Philomena”, “Florence Foster Jenkins”) que hemos disfrutado por la placentera actuación de Judi Dench, quien interpreta a la reina Victoria por segunda ocasión (la primera es Mrs. Brown, de John Madden).  La actuación de Dench evidencia que ha nacido para interpretar a las monarcas más populares del Reino Unido, pues su segunda interpretación como Victoria es una cosa maravillosa. Este biopic simplemente lo corrobora.

La historia comienza poco antes de que la reina Victoria (Judi Dench) celebrara los 50 años de su ascensión al trono. Está mórbida, los años le han caído encima, se duerme delante de sus súbditos y, aunque siente soledad por la partida de sus seres queridos, parece cansada de las normas de la realeza. Abdul Karim (Ali Fazal), un joven empleado de una prisión india recibe instrucciones de viajar hasta Inglaterra para llevar una muestra de apreciación a la gobernante, una especie de moneda de la India Británica. Al llegar, recibe el protocolo real necesario para la ceremonia. Su majestad pronto desarrolla interés por Abdul y las tradiciones de su país, permitiendo que entre ambos florezca un inusitado vínculo.

La inusual muestra de devoción entre los protagonistas despierta la envidia de los cortesanos de la Casa Real, quienes cegados por los prejuicios raciales ven al extranjero como un individuo inferior que no puede ser aceptado dentro de los círculos monárquicos. En casi todas las escenas, Victoria defiende a Abdul de los complots que traman sus asistentes. Ve en él lo que no piensa por sus súbditos: honestidad. Este discurso lo interpretamos como una alegoría del trato de los británicos hacia los musulmanes durante el período victoriano (y quizá de la actualidad), aunque sea un señuelo de corrección política que se esconde bajo la cortina de racismo existente entre los aristócratas ingleses después del colonialismo.

No sabemos, realmente, si este hecho sucedió así, pero la riqueza con la que los personajes son presentados nos hace olvidar la precisión histórica. Están desarrollados con gracia. Y la motivación detrás de sus acciones se vuelve agradable. Victoria, recurre a la servidumbre de Abdul porque necesita un confidente que la ayude a olvidar el aislamiento y la amargura del pasado. Abdul, por su parte, no busca fortuna ni estatus social, pero desde que intercambia miradas con la reina entendemos que quiere estar con ella porque, en efecto, entiende que requiere de alguien que la proteja, viéndola como una persona simple de carne y hueso.

Si bien es cierto que Frears ha dirigido películas que examinan los roles sociales de la aristocracia británica, especialmente con la fabulosa “The Queen”, su cine biográfico cuenta con personajes femeninos de gran fuerza dramática. En esta ocasión, aunque sea un poco sensiblero, equilibra sutilmente el drama y la comedia con el fin de adornar la biografía de una de las señoras más poderosas de su época. Captura la etapa final de la vida de la reina Victoria con una elegancia tal que nos ha conmovido.

Ficha técnica

Año: 2017

Duración: 1 hr 51 min

País: Reino Unido

Director: Stephen Frears

Guion: Lee Hall

Música: Thomas Newman

Fotografía: Danny Cohen

Reparto: Judi Dench,  Ali Fazal,  Stephen Graham,  Michael Gambon,

Calificación: 7/10

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar