Venta de terreno abre polémica por aislamiento de primera ermita de América

Por El Nuevo Diario lunes 27 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La posible venta de un terreno en Santo Domingo Este por el que pasa el único acceso a la capilla de El Rosario, la primera ermita de América, abrió este lunes la polémica por el aislamiento de la construcción y la falta de un libre acceso a los feligreses.

La calle que va al templo, construido en el siglo XVI, está bloqueada por una barrera instalada por la empresa Molinos del Ozama, dueña de los terrenos circundantes y a la que el alcalde de Santo Domingo Este, Alfredo Martínez, propuso vender el lote de 1.387,37 metros cuadrados.

Según denunció a Efe el regidor de la localidad, Leónidas Calderón, en la actualidad es necesario solicitar autorización a la compañía para llegar a través de la vía Olegario Vargas a la ermita, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y en donde no se realizan actividades litúrgicas desde hace 15 años.

Por ese motivo, el concejal presentó el pasado 7 de marzo un recurso de amparo contra el Ayuntamiento y Molinos del Ozama para evitar la transacción, pero la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia de Santo Domingo se declaró incompetente.

El caso sobre la venta, estimada en 15 millones de pesos (unos 316.700 dólares), pasará ahora al Tribunal Superior Administrativo, que deberá pronunciarse al respecto, explicó Calderón.

Según el concejal, la empresa mantiene la ermita “secuestrada” y por ese motivo ha salido “en defensa de nuestro patrimonio y de nuestra identidad. Es un privilegio tener ese monumento donde se rezó el primer padre nuestro en el Nuevo Mundo”.

El regidor espera, además, lograr que se elimine la necesidad de permiso para acceder a la capilla y quede totalmente abierta al público, tarea en la que cuenta, dijo, con el apoyo de la Dirección Nacional de Patrimonio Monumental, que ha dispuesto un abogado.

En tanto, fuentes del Ayuntamiento indicaron a Efe que su interés es encontrar una solución que permita el acceso a la ermita, siempre teniendo en cuenta que la calle Olegario Vargas es del dominio público y quieren preservarlo, sobre todo por el interés turístico de la ermita.

El martes pasado, el alcalde se reunió con varias instituciones para alcanzar un acuerdo relativo al acceso a la capilla y garantizar que feligreses, turistas y público en general puedan disfrutar de ese lugar histórico y religioso.

Las fuentes del Ayuntamiento confirmaron además que hoy representantes de todas las partes acudieron a los terrenos para evaluar la situación y elaborar propuestas para decidir cómo se llegará en el futuro a la ermita de El Rosario, donde los dominicos oficiaron su primera misa en 1497.