Urge contención de COVID-19

Por Ismael Batista martes 31 de marzo, 2020

Epidemias, o como se le quiera calificar, pestes, plagas, pandemias; son enfermedades provocadas por micro organismos patógenos que afectan muchedumbre de la especie humana, aunque también pueden afectar otras especies. La manera de contagio y la virulencia del germen expresan capacidad de propagación, contagio y mortalidad.

En el caso del virus de la inmunodeficiencia humana {VIH), transmitido sexualmente y por la vía hemática principalmente, es causante del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), enfermedad de baja virulencia y contagio. Por ello, el comportamiento larvado y gradual en las manifestaciones clínicas de la enfermedad le dan carácter de comportamiento crónico. Hoy día el mundo convive con la pandemia

En cambio, el corona virus COVID-19, es de alta virulencia y tiene elevada capacidad de contagio utilizando las vías respiratorias superiores para ello donde el contacto cercano y las aglomeraciones facilitan la transmisión del virus. Su presentación clínica es de infección de vías respiratorias agudas grave que requiere terapia intensiva. No hay cronicidad, como en el SIDA, y aniquila el paciente en poco tiempo

FASE DE CONTAGIO DEL COVID-19.

Primera fase, es en la que el contagio está fuera de las fronteras. Fronteras que pueden ser entre países, regiones o dentro de las demarcaciones políticas de la nación. Es la etapa más importante en materia de prevención puesto que si se toman las medidas pertinentes y oportunas de prevención, de hecho, se evita la penetración y propagación del virus y del mal.

Sin embargo, si las acciones sanitarias de contención del virus resultan ineficaces en la primera fase, continua la segunda, en la cual los viajeros contaminados agrietan las fronteras, es decir, se vulnera el cordón sanitario y el virus penetra. Es el nivel en el cual el sistema sanitario debe identificar el contagio e inmediatamente poner en ejecución el protocolo de contención de la pandemia: aislamiento, cuarentena, distanciamiento social, entre otras medidas de prevención.

Pero sucede que la pandemia no se pudo contener en los estadios anteriores, entonces continua a la tercera fase, que es más compleja, puesto que la enfermedad se ha expandido a la comunidad y la contaminación es a nivel local. En esta etapa la epidemia aumenta en números de casos y subsecuentemente los contagios, personas enfermas y las posibilidades de fallecimientos.

Es el nivel sombrío que avizora el colapso del sistema sanitario, es la oportunidad clave para disponer de todas clases de recursos tecnológicos, materiales y humanos para detener la epidemia. En ese sentido, es imperioso reforzar y ampliar el aislamiento, la cuarentena y la promoción preventiva para lograr detener el aumento progresivo del mal. Es fase clave para detener la epidemia.

También es el escenario, en el cual todos los sectores nacionales pudieran unificar esfuerzos para detener en República Dominicana ahora, la pandemia que recorre el planeta cobrando vidas humanas. De no lograrlo, la siguiente escala de incremento del contagio y mortalidad seria catastrófica para el país porque conduce al colapso del sistema sanitario con todas sus consecuencias.

ESTRATEGIAS A SEGUIR.

  1. Intensificar en los medios y redes sociales las recomendaciones de prevención y las conductas a seguir para evitar el contagio y la propagación del COVID-19.
  2. Las personas con pruebas de detección positiva al COVID-19, aislados en hogares, deben ser objeto de seguimiento medico continuo e intervenir el área a los fines de orientar los vecinos y familiares.
  3. De igual manera se aplicará el seguimiento médico a las personas o individuos en cuarentena
  4. En aquellas demarcaciones en fase I Y II mantener la riguridad del protocolo de contención.
  5. En las demarcaciones territoriales o provincias en la fase i, ejemplo San José de Ocoa, tender cordón sanitario.
  6. En el distrito nacional y las provincias Santo Domingo, Santiago y Duarte, que es donde se encuentran mayorías de casos, densamente pobladas y con altas actividades comerciales, se puede confeccionar cordón sanitario sectoriales o barriales y en caso necesario en toda la demarcación.

POR ISMAEL BATISTA

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar