Una tormenta causa inundaciones en Ciudad del Cabo tras la dura sequía

Por EFE lunes 2 de julio, 2018

EL NUEVO DIARIO, JOHANNESBURGO.- Una tormenta ha causado inundaciones en más de 4.000 hogares en Ciudad del Cabo, en el sudoeste de Sudáfrica, una ciudad que hasta hace unas semanas estaba bajo amenaza de fuertes restricciones del uso del agua debido a la extrema sequía, informaron hoy las autoridades.

“Se han registrado inundaciones en algunos asentamientos informales de la ciudad”, explicó la portavoz de desastres y gestión de riesgos de Ciudad del Cabo, Charlotte Powell, que matizó que no ha sido necesario activar los protocolos de evacuación o de refugios de emergencia.

Las autoridades apuntaron que los residentes cuyas viviendas han resultado afectadas tuvieron que pasar la noche junto a familiares o amigos, y que las operaciones de evaluación de daños y de limpieza en la zona, que incluyen postes de la luz y árboles derribados, ya han comenzado.

La tormenta no solo ha dejado lluvias, ya que la nieve ha obligado a activar las alertas para evitar que los conductores pasen por dos puertos de montaña de las inmediaciones, cuyas carreteras han quedado impracticables.

A pesar de estas intensas precipitaciones, “casi todo ha vuelto a la normalidad” en términos de circulación, indicó el encargado del tráfico en la ciudad, Kenny Africa.

El pasado mes de abril ya se produjeron fuertes lluvias en la zona, las primeras después de la crisis de la sequía, que afectaron a más de 2.000 personas.

El pasado verano, la falta de agua en la zona obligó a imponer fuertes restricciones durante todo el verano austral y a los ciudadanos del área se les pidió no consumir más de 50 litros de agua por día.

El objetivo era impedir la llegada del denominado “día cero” en el que el bajo nivel de las presas obligaría a cortar el suministro normal de agua en las áreas residenciales.

Sin embargo, el alcalde de Ciudad del Cabo, Ian Neilson, reveló que los últimos acontecimientos habían retrasado hasta 2020 la posibilidad de que finalmente sucediera el citado desabastecimiento.

La sequía, según los expertos, resultaba muy inusual, ya que era consecuencia de tres años consecutivos con niveles récord de falta de lluvias.

Las autoridades locales también la relacionaron sin asomo de dudas con el cambio climático y destacaron que los ciudadanos de Ciudad el Cabo son un ejemplo global porque en tres años redujeron casi un 60 % el consumo de agua.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar