Una moción contra la viceprimera ministra podría forzar elecciones en Irlanda

Por EFE viernes 24 de noviembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, DUBLÍN.- El Gobierno irlandés podría convocar el próximo mes unas elecciones generales anticipadas después de que el principal partido de la oposición, el centrista Fianna Fáil (FF), confirmase hoy que presentará una moción de censura contra la viceprimera ministra, la democristiana Frances Fitzgerald.

El partido Fine Gael (FG) del primer ministro, Leo Varadkar, gobierna en minoría con un grupo de diputados independientes desde 2016, cuando el FF se comprometió a no presentar mociones de censura y a apoyarlo en, al menos, tres presupuestos generales, y en votaciones clave para el interés nacional.

Aquel acuerdo, denominado de “facilitación y confianza”, está a punto de romperse por la negativa de Fitzgerald, quien ocupó la cartera de Justicia e Interior entre 2014 y 2016, a dimitir por su presunta implicación en un caso de corrupción policial.

Además de la moción del FF, el republicano Sinn Féin, tercera fuerza nacional, ha presentado otra propia para forzar la salida de la viceprimera ministra.

El conservador FG, con Varadkar a la cabeza, ha defendido a Fitzgerald y considera que la crisis ha sido “inventada” por la rivalidad existente entre centristas y republicanos, que compiten por un espacio político similar.

El ministro irlandés de Asuntos Exteriores, Simon Coveney, afirmó hoy desde Bruselas que este “ataque” contra el Gobierno se produce en un momento importante para el país, cuando está inmerso con sus socios comunitarios, recordó, en las negociaciones sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

En caso de que ambas mociones prosperen en votaciones programadas para la próxima semana, Varadkar podría verse obligado a celebrar unos comicios anticipados en diciembre, coincidiendo con la cumbre de la UE en la que se decidirá si se pasa a la segunda fase de las conversaciones sobre el “brexit”.

En esta primera fase de negociación, Londres y los Veintisiete abordan cuestiones relacionadas con los derechos de los ciudadanos, la factura de salida que debe pagar el Reino Unido y el futuro de la frontera norirlandesa, clave para las economías de las dos jurisdicciones de la isla de Irlanda y su proceso de paz.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar