Sonny Colbrelli sorprende en la segunda etapa, Demare sigue líder

Por admin Lunes 6 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, ITALIA.- El italiano Sonny Colbrelli (Bahrain) se ha impuesto al esprint en la segunda etapa de la París Niza disputada de nuevo con adversas condiciones meteorológicas, entre Rochefort-en-Yvelines y Amilly, de 192,5 kilómetros, en la que el francés Arnaud Demare (Francaise des Jeux) mantuvo el maillot amarillo.

En un esprint largo y disputado, Colbrelli, de 26 años, fue el más poderoso. Atacó de lejos y fue capaz de mantener a raya al alemán John Degenkolb (Trek) y al líder Demare. Emoción para el excorredor del Bardiani, que estrenó su casillero de la temporada dando una lección de potencia ante rivales de mucha entidad.

"La victoria más importante de mi carrera", dijo Colbrelli, quien apunta ahora a la Milán San Remo.

En el mismo tiempo del ganador, 4h.20.59, entraron dentro del primer grupo los españoles Alberto Contador y Jon Iazagirre, luego de una jornada dura por la lluvia, el frío y el viento que puso en apuros a ambos.

No cambió de espaldas el maillot amarillo. Demare no pudo firmar un doblete para el que trabajó todo el equipo de la Francaise, pero al menos podrá salir de líder en la tercera etapa con 6 segundos de ventaja sobre su compatriota Julian Alaphilippe y 17 respecto al belga Philippe Gilbert.

El primer español de la general, undécimo, es Gorka Izagirre (Movistar) a 33 segundos, y en los puestos 19 y 20 aparecen Contador y Jon Izagirre a 1.18.

La París Niza sigue sin hacer honor al nombre de "Carrera del sol". Está siendo la prueba de la lluvia, el frío, el viento y los abanicos, que endurecieron sobremanera el trayecto. Hubo sustos de todos los colores. Alta velocidad y corte permanentes que pusieron en evidencia a algunos, como al australiano Richie Porte, quien llegó a 14.16 del ganador. Eliminado para la general.

Hubo batalla sin cuartel desde los primeros kilómetros. Alberto Contador sufrió los rigores de la locura instalada en el pelotón. También quedaron cortados el ruso Zakarin o el colombiano Sergio Henao. Al madrileño, que perdía 1.30 minutos en el kilómetro 100, le tocó remontar dentro de un grupo que incluía nombres destacados como Jon Izaguirre, Simon Yates, Dan Martin o Steven Kruijswijk.

Poco a poco fue recuperando el grupo de Contador hasta alcanzar al grupo principal. Pero la batalla siguió y cinco hombres se despegaron en el kilómetro 137: Byström (Katusha), Gallopin (Lotto-Soudal), Gilbert (Quick Step), Wynants (Lotto-Jumbo) y Siskevicius (Delko Marseille). Un quinteto que intentó la hazaña cante un pelotón que planeaba el esprint.

Entre los fugados saltó Gilbert a 20 de meta. Un peligro evidente para evitar el esprint. Resistió el clasicómano excampeón mundial, pero unos repechos a 7 kilómetros de Amilly le dejó sin fuerzas al corredor valón.

Con una etapa nueva por delante la Francaise puso en marcha el tren para la llegada masiva. Muchos equipos interesados en la gloria. pocos los elegidos. Entre todos los favoritos saltó Colbrelli, aguantó el tipo y el ciclista lombardo alzó los brazos.

Este martes se disputa la tercera etapa entre Chablis y Chalon-sur-Saône, de 190 kilómetros.