Sociedad Civil: “Sin ley Partidos, ni orden institucional vamos rumbo al precipicio”

Por Liliam Mateo domingo 4 de febrero, 2018

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Un alto riesgo corre el proceso pectoral del 2020 si las cúpulas de los partidos no llegan a un consenso y rápido aprueban la Ley Partidos Políticos, por lo que representantes de la sociedad civil plantean “hay que tomar medidas de mayor fuerza”.

Como por ejemplo, la sociedad civil rodear al Congreso Nacional, sin dejar salir a los legisladores, hasta que logren aprobar la Ley de Partidos Políticos, planteó José Manuel, del Bloque Republicano “porque hay que h atreverse a más”.

Planteado, así, teniendo de colofón según Luis Matos, “la construcción de una nueva ciudadanía que está exigiendo y que hace que el proceso sea riesgoso y peligroso”, por lo que es necesario “darle una lección a la cúpula de los partidos políticos”.

Pero para Rafael Guerrero, “la democracia “anda de vacaciones”, por lo menos en su sector Los Alcarrizos; y en lo único que se han puesto de acuerdo todos los partidos es “en no aprobar la Ley de Partidos Políticos”.

Más que preocupaciones externaron 39 ciudadanos de la sociedad civil, en un conversatorio organizado por “Democracia y Más”, en la Biblioteca Nacional, presidido por Melanio Paredes, Rosanna Barreras, Raúl Hernández, Karen Rodríguez Serrata, Daniel Pou, Roberto Polanco, en la que expusieron 20 de los 39 dirigentes comunitarios, gremiales, políticos, juvenil, académicos, de asociaciones y representantes de la iglesia Católica, donde se concluyó en que hay graves riesgos en el 2020, sin Ley de Partidos Político.

Daniel Pou, opina que en República Dominicana hay que darle un giro al quehacer político y modificar “ese entramado relación de poder tanto de los partidos políticos como de los “clubes de inversionistas que permean los procesos electorales con candidaturas deslucidas.

“Hay que dar un giro porque la simple aprobación de la ley de partidos no es suficiente; los partidos están haciendo un trayecto por el filo de una navaja que es igual a un vacío”, advierte Pou.

Rosanna Barreras dijo “la gente está muy decepcionada, porque en lo único en que se han puesto de acuerdo los partidos en es no aprobar dicha ley”.

Fausto Díaz, de Ciudadanos en Marcha, plantea que el Estado no debe seguir financiando a los partidos, sugiriendo a la vez que la política sea financiada por el pueblo, rompimiento vínculo financiero, que la Constitución “no sea un pedazo de papel”, eliminación del arrastre, la reelección y el nunca jamás”.

Homero Osvaldo Vásquez: “de no hacer un giro no se garantiza que la ley de partido se apruebe, mientras el partido oficial capitaliza la situación, los partidos de oposición ha perdido credibilidad y la sociedad civil sangra por la herida; y no sucederá que los legisladores legislen en su contra”.

“Los congresistas tienen que aprobar de acuerdo a las demandas de su comunidad pero como el pueblo no exige hacen lo que le da la gana”, dijo.

David Marmolejos afirmo hay un consenso de todos los partidos en no aprobarla tan importante iniciativa, debido a los intereses que chocan y la negativa de no modernizar las organizaciones políticas”.

Rafael Guerrero, de Los Alcarrizos, criticó que “no estamos haciendo nada diferente para hacer cosas diferente, estamos cometiendo un error, no estamos pensando que hacer con los jóvenes”.

Puso como ejemplo su sector Los Alcarrizos, donde hay 272 700 mil habitantes, “sin ningún avance”; tiene 5 diputados, un alcalde, 15 regidores; una avenida que hace 20 años se pidió y otra sin presupuestar.

Dijo que “eso un “cuento de camino”.

De su lado, el sacerdote Norberto Polanco dijo es que los partidos violan su libertad interna al violar sus propios estatutos.

“Es el respeto a los estatutos internos de los partidos y la fiscalización interna que debe prevalecer”, consideró.

Citó al Partido Revolucionario Moderno como una entidad con falta de democracia interna, aludiendo lo que acontece actualmente con su proceso convencional.

Plantea que la figura del Plebiscito debe quedar establecida, e especialmente para sustituir aquellos funcionarios que no cumplen con sus funciones.

“Es decir debemos establecer la revocación de mandato”, dijo.

Luis Mota, uno de los participantes en el evento, dijo que “no tenemos clase gobernante social que imponga las reglas del juego.

“No es un gobierno de turno, sino una clase social, y los políticos nuestros no son de oficio, sino de oportunismos y acumulación de capitales; y los partidos políticos son recipientes para que esas personas cumplan su cometido, por lo que “necesitamos de normativas que estén por encima”, precisó.

Finalmente plantea que la crisis de la democracia se resuelve con más democracia.

Jorge de León, otros de los participantes, pidió que “vayamos más allá de las organizaciones, especialmente con el Congreso Nacional, quien solo aprueba “leyes recetas” que a veces ni leen, porque no hay responsabilidad”.

“Por lo que pienso hay que cerrar el Congreso, debemos tomar medidas más allá de la fuerza”, añadió.

En tanto, que Pedro René pidió que se adapte la ley de Reforma Electoral y de Partidos a la sociedad de hoy con tres puntos básicos: transparencia, uso de recursos del Estado, fortalecimiento de la JCE y fiscalización de los procesos.

A su vez, Sandra Castillo criticó la falta de democracia en los partidos políticos y la prostitución en la política, así como la desmoralización que tiene el país por los “cupuleros”.

“Si no es aprobada la ley de Partidos la situación que se avecina es grave, por lo que anuncio que cinco mil mujeres vamos a reclamar “el nunca jamás “para todo aquel que falte en el ejercicio de sus funciones, no importa su categoría”, porque si continuamos perdiéndole el respeto a la institucionalización nos vamos al precipicio”, dijo.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar