“Resucitan” genes de los últimos mamuts sobre la Tierra: estaban enfermos y sin olfato

Por El Nuevo Diario martes 11 de febrero, 2020

EL NUEVO DIARIO, REDACCIÓN INTERNACIONAL.-Hace unos 15.000 años, un calentamiento global acabó con la última glaciación, provocando que los mamuts lanudos restringieran su territorio, que otrora llegaba hasta España, al norte de Siberia y Alaska. Una pequeña población quedó aislada en la isla Wrangel, un remoto refugio del Ártico frente a la costa de Siberia, debido al aumento del nivel del mar.

Esto podría parecer una sentencia de muerte para los mamuts pero, en realidad, supuso su salvación durante algunos milenios más. Hasta que hace 4.000 años murieron los que pueden haber sido los últimos en cualquier lugar de la Tierra.

Para conocer la difícil situación de estas criaturas gigantes y las fuerzas que contribuyeron a su extinción, un equipo internacional de científicos ha “resucitado” los genes mutados de un mamut de Wrangel.

El objetivo del proyecto era estudiar si los genes funcionaban normalmente, pero los resultados han sido desalentadores.

La investigación se basa en evidencias que sugieren que en sus últimos días, estos animales sufrieron una mezcla de defectos genéticos que pudieron haber obstaculizado su desarrollo, reproducción e incluso su olfato.

Los problemas pudieron deberse a la rápida disminución de la población, lo que probablemente condujo a la mezcla entre parientes y la baja diversidad genética, tendencias que pueden dañar la capacidad de una especie para purgar o limitar mutaciones genéticas dañinas.

“La innovación clave de nuestro trabajo es que resucitamos los genes de mamut de la isla Wrangel para probar si sus mutaciones eran realmente dañinas (la mayoría de las mutaciones en realidad no hacen nada)”, explica Vincent Lynch, biólogo evolutivo de la Universidad de Buffalo (EE.UU.) y autor principal del estudio.

Más allá de sugerir que los últimos mamuts fueron una población poco saludable, es una advertencia para las especies vivas en peligro de extinción: si sus poblaciones permanecen pequeñas, también pueden acumular mutaciones perjudiciales que pueden contribuir a su extinción.

Anuncios