Procurador revela trató con fiscal de EEUU escándalo sobornos de Odebrecht

Por El Nuevo Diario Jueves 4 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON.- El procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, fue recibido por el fiscal general estadounidense, Jeff Sessions, en un "histórico" encuentro que entre otros puntos, abordó el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht, según informó este jueves el organismo local.

La información suministrada por la Procuraduría explica que la reunión entre ambos funcionarios se realizó este miércoles en Washington, donde resaltaron las estrechas relaciones entre ambos países y la importancia de seguir fortaleciendo la asistencia jurídica mutua en materia penal.

Asimismo, que abordaron varios temas relativos a la importancia de la colaboración internacional en la efectividad de la prevención y persecución del crimen.

De acuerdo al comunicado, Sessions manifestó a Rodríguez su disposición de reforzar la colaboración entre Estados Unidos y República Dominicana para lograr mayor efectividad en la persecución del crimen transnacional.

De su parte, Rodríguez manifestó que "con casi 2 millones de dominicanos residiendo en los Estados Unidos, y más de 2,1 millones de visitas de turistas estadounidenses a suelo dominicano en 2016, es inevitable que se susciten situaciones que requieran la intervención de las autoridades penales de una de nuestras naciones o que afecten intereses comunes".

Opinó, asimismo, que el carácter transnacional de los delitos modernos requiere de canales de cooperación abiertos y efectivos para una persecución penal que permita el resarcimiento del daño causado a la sociedad en un tiempo prudente, para lo cual la cooperación internacional es esencial.

El procurador Rodríguez, que antes de partir a Washington rehusó revelar su agenda con Sessions, encabeza las investigaciones en torno a los sobornos que admitió pagó en el país la constructora brasileña Odebrecht, con el propósito de adjudicarse contrataciones de infraestructuras públicas entre 2001 y 2014.

La multinacional reveló en diciembre de 2016 ante el Departamento de Justicia de EE.UU. que pagó sobornos por más de 700 millones de dólares en más de una decena de países de América Latina y África, desatando un mayúsculo escándalo de corrupción que ha sacudido a Gobiernos, políticos y empresarios en esas regiones.

En abril pasado, la Justicia federal estadounidense multó a Odebrecht con 2.600 millones de dólares por esas actividades ilegales y determinó que el 80 % de ese monto correspondía a Brasil, mientras que un 10 por ciento iría a Suiza y el otro 10 % a Estados Unidos.