Portugal registra 5,290 contagios y 71 muertos, con las UCI en máximos

Por EFE miércoles 25 de noviembre, 2020

EL NUEVO DIARIO, LISBOA. – Portugal sumó este miércoles 5,290 nuevos contagios y 71 fallecidos por coronavirus en las últimas veinticuatro horas, mientras que el número de pacientes hospitalizados en unidades de cuidados intensivos volvió a registrar un máximo de toda la pandemia.

Según el boletín de la Dirección General de Salud (DGS), con los 5,290 positivos de hoy, la cifra más alta de los últimos cuatro días -los domingos y primeros días de semana se suelen notificar menos contagios porque los fines de semana se hacen menos pruebas-, Portugal acumula 274,011 casos.

Además, se contabilizaron 71 muertes, 14 menos que un día antes, lo que eleva el total de fallecidos a 4,127.

En los hospitales, se registró un descenso en el número de personas ingresadas por covid-19 (3.251, 24 menos que el martes), pero la situación sigue empeorando en cuidados intensivos, donde están internados 517 pacientes, la cifra más alta de toda la pandemia.

Esta presión ha llevado a varios hospitales, incluido el mayor del país, el Santa Maria de Lisboa, a cancelar las cirugías no urgentes y reorganizar su actividad para hacer frente al aumento de ingresos por coronavirus.

La mayor parte de los hospitales está aumentando la cantidad de camas de cuidados intensivos disponibles para pacientes covid-19, ante el incremento constante de ingresos registrado en las últimas semanas.

El Ministerio de Sanidad informó la semana pasada de que el Sistema Nacional de Salud puede ampliar su capacidad de cuidados intensivos hasta algo más de 960 camas covid este año si fuese necesario, aunque recortando de otros servicios.

La pandemia se extiende por todo el país, pero desde hace dos meses afecta especialmente a la región Norte, que registró el 61 % de los contagios de las últimas veinticuatro horas, seguida de Lisboa y Valle del Tajo (22 %).

Portugal, con unos 10 millones de habitantes, se encuentra en estado de emergencia, el nivel de alerta más alto del país, hasta el 8 de diciembre, aunque el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, ha avisado de que podría ser necesario prorrogarlo más allá de esa fecha.

Gran parte del país está bajo toque de queda entre las 23.00 y las 05.00 horas y durante los fines de semana y festivos es todavía más restrictivo (de 13.00 a 05.00 horas) en los municipios con una incidencia a catorce días superior a los 480 casos por 100.000 habitantes.

Además, se limitará la circulación entre municipios para evitar desplazamientos en los dos puentes que hay a principios de diciembre en Portugal, donde los días 1 y 8 son festivos.