Poder Ejecutivo debe designar director del Consejo Fronterizo

Por El Nuevo Diario Viernes 12 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El Consejo de Desarrollo Fronterizo se encuentra acéfalo, ya que su director fue electo alcalde y decidió ocupar esa función municipal, situación que está perjudicando la ejecución de programas relacionados con la Ley 28-01, explico el director de fronteras, Miguel Bejarán.

Así lo explicó a los miembros de la Comisión de Frontera de la Cámara de Diputados, que el Director General de Desarrollo Fronterizo (DGDF), señalando que en la actualidad el consejo no tiene director ejecutivo, ni secretario debido a que esas funciones la desempeñaba Miguel Cruz, quien resultó electo alcalde de Dajabón.

Explicó que la ley establece que el Presidente de la República es a quien corresponde nombrar al sustituto de Cruz, al tiempo que afirmó que la ley se sigue aplicando a las empresas instaladas en la frontera.

“A la ley le quedan cuatro años de vigencia, cuando usted somete un proyecto empresarial, usted establece lo que se llama el tiempo de retorno del capital y regularmente ningún proyecto de inversión de capitales, como una empresa por ejemplo, tiene un periodo menor a cinco años para el retorno del capital”, sostiene.

En ese orden, debido a que la Ley 28-01 que crea la Zona Especial de Desarrollo Fronterizo, apenas le quedan cuatro años de vigencia, los diputados se aprestan a modificar su contenido para que no perezca.

Los diputados miembros de la comisión, todos de la zona fronteriza, están de acuerdo en agilizar los trabajos para la modificación de la referida ley antes de que venza el plazo de vigencia.

En la reunión estuvieron presentes los diputados Darío Zapata proponente de la iniciativa, Héctor Feliz, Roberto Lebrón, Gregorio Reyes, Nicolás Rodríguez, Ramón Francisco Rodríguez y Ramón Arias entre otros. La Comisión Permanente de Asuntos Fronterizos, de la Cámara de Diputados, que preside la legisladora Nancy Santos, al dar la bienvenida al funcionario, explicó la importancia que tiene para los legisladores el referido proyecto.

POR LILLIAM MATEO