PLD y Gobierno: De la adversidad a la oportunidad

Por José Pérez Méndez Miércoles 14 de Junio, 2017

Hace unos seis meses, cuando empezaron las marchas verdes  contra la corrupción y la impunidad, todo indicaba que al PLD y al gobierno le había llegado su San Zenón, y que de esa encrucijada ya no iban a escaparse con vida política como para seguir pensando en el poder más allá  del 2020.

Los hubo incluso que llegaron a pedir la renuncia del Presidente Danilo Medina, porque según ellos,  estaba salpicado o inundado de la mugre de la corrupción; mientras que otros muchos decían y repetían hasta la saciedad que el gobierno estaba atrapado y sin salida.

Se llamó tanto al Diablo que este terminó por complacerlos y llegó para que hicieran con él lo que les viniera en ganas, pero el diablo llegó acompañado de muchos diablitos que hasta ese momento se consideraban santitos, y ahí fue donde se armó el lío.

Ahora  la justicia mandó a prisión a once de los acusados de sobornos, mientras  que cada partido tiene que defender a los suyos por cuestión de solidaridad, y como si no fuera con ellos  el movimiento verde sigue haciendo marchas con seguidores del PRM para que se persiga a los corruptos.

El PRM ya abandonó el discurso de la corrupción porque tiene como cinco adentro del bote, pero sigue apoyando a los verdes porque piensa que ahí hay votos para ganar en el 2020, en realidad lo que están haciendo es  “Adivinando A Ver” si pegan una  que los lleve al poder perdido en el 2004.

Mientras tanto en los lares del PLD y del gobierno las cosas pintan mucho mejor porque  han  dado una respuesta que ha dejado a muchos desconcertados y sin saber qué hacer. Se les olvidó a ellos que el PLD nació y creció como una organización anti corrupta y que por tanto puede asumir en cualquier  momento una actitud de cero tolerancia a la corrupción sin tener que dividirse ni diluirse.

Los que esperaban que la lista fuera en su mayoría de Peledeístas  ahora se encuentran con  que hay más que no son del PLD que los que son del PLD; por lo tanto hay que perseguir la corrupción en el gobierno,  así como también en los partidos y, en el sector privado y en la sociedad civil.

El PLD y el gobierno salen bien de esta encerrona porque están haciendo lo que dijeron que iban a hacer, es decir, dejar que la justicia actuara sin interferencias,  caiga quien caiga; mientras que el PRM ahora se anda quejando de que lo quieren destruir porque su presidente está entre los imputados y encerrados.

Lo que tienen que hacer ellos  es seguir pidiendo que continúe la purga hasta dejar limpio el país, pero no lo hacen porque corren el riesgo de quedarse sin gente ya que es de todos sabido que la corrupción está  en la sociedad entera y no sólo en el PLD.

Es cierto que el PLD ha sacrificado algunos caballos pero hasta la misma Biblia lo dice: “si una mano amenaza con dañar tu cuerpo pues corta la mano para salvar el cuerpo”. Todo esto le ha dado al PLD y al gobierno ganancia de causa para poder decir que se está persiguiendo la corrupción, caiga quien caiga.

Todo esto confirma que la clave del éxito está en convertir adversidades en oportunidades para seguir adelante, y eso es lo que han hecho el PLD y el gobierno  en esta ocasión y otras anteriores. Si los adversarios quieren seguir llamando al Diablo que lo hagan, pero que no se sorprendan  si este sigue llegando con nuevos diablitos que para muchos eran santitos.