Paro de transportistas pierde fuerza en Perú, tras acuerdo con gremios

Por EFE lunes 4 de julio, 2022

EL NUEVO DIARIO, LIMA.- Otros tres gremios de transportistas de Perú decidieron este lunes levantar el paro indefinido convocado desde esta jornada, después de firmar un acta de acuerdos con el ministerio de Transportes y Comunicaciones, con lo que la protesta a nivel nacional ha quedado prácticamente disuelta.

El ministerio de Transportes anunció en sus redes sociales que “se impuso el diálogo” al anunciar que los dirigentes de Lima y la vecina provincia del Callao firmaron el acta, después de mantener conversaciones con el viceministro de Transportes, Luis Rivera.

El domingo el 70% de los grupos de transportistas habían firmado los acuerdos con el ministerio, pero había un grupo minoritario que mantuvo en pie la paralización, que fue acatada sin mayores incidentes y reducidos bloqueos de carreteras.

Los dirigentes que aceptaron levantar el paro este lunes fueron Ricardo Pareja, de la Cámara de Transporte Urbano; Martín Valeriano, de la Asociación Nacional de Integración de Transportistas (Anitra) y Emeterio Valdiviezo, de la Asociación de Empresas del Sindicato de Transportistas (Asetraca).

Los transportistas se comprometieron a seguir dialogando con la mesa técnica para encontrar soluciones definitivas a sus demandas, indicó el ministerio peruano.

PARO POR ALZA DE COMBUSTIBLES

Pareja declaró al diario La República que las 16,000 unidades de los gremios que convocaron al paro volverán a trabajar con normalidad en las próximas horas.

Además, confirmó que seguirán en contacto con los funcionarios del ministerio para recibir una compensación económica que alivie el incremento del precio de los combustibles.

Sin embargo, queda pendiente la posición del gremio del transporte multimodal, dirigido por Geovani Diez, en las regiones donde el paro ha tenido mayor incidencia desde este lunes, apuntó La República.

Horas antes, el ministro de Transportes y Comunicaciones, Juan Barranzuela, declaró que alrededor del 24,8% de transportistas había acatado el paro a nivel nacional.

El funcionario, que el domingo anunció consensos con un sector “mayoritario” del gremio de transportistas para levantar la huelga convocada para este lunes, exhortó a los sectores que “todavía persisten en su posición” a continuar el diálogo con las autoridades.

DESÓRDENES EN EL NORTE

Si bien la jornada se desarrolló con normalidad en varias regiones del país, como Puno, Tacna y Arequipa, en otros puntos del territorio nacional sí se registraron movilizaciones y cierres de carreteras, según informó la prensa local.

Las acciones más destacables se reportaron en los norteños departamentos de Lambayeque y Piura, donde transportistas quemaron neumáticos, bloquearon vías de la zona y también en el Callao, la provincia portuaria aledaña a Lima, donde algunos manifestantes hicieron un plantón y otros pincharon llantas para impedir la circulación de vehículos.

Tras días de conversaciones entre representantes del Gobierno y dirigentes del sector transporte, Barranzuela aseguró la víspera que “de forma mayoritaria”, se había logrado un consenso para levantar la medida de fuerza, pero algunos grupos anunciaron que acatarían la paralización ante su oposición a los acuerdos alcanzados en la mesa de diálogo.

Entre otros, el Gobierno se comprometió a incorporar el transporte urbano en el beneficio de devolución del 70% del impuesto selectivo al consumo aplicable al combustible diésel hasta diciembre de 2025.

Además, estableció un beneficio económico temporal por cuatro meses del 40% del monto de los peajes para empresas de transporte de carga, interprovincial y urbano; y aseguró que impulsará medidas para promover la adquisición de vehículos con energía limpia.

TRANSPORTISTAS EN LAS CALLES

El paro de este lunes es la segunda medida de fuerza de los transportistas peruanos en una semana, pues el lunes pasado un sector del gremio de transportistas de carga pesada comenzó una huelga indefinida, que también tuvo una repercusión mínima.

Ante este escenario, el Ejecutivo declaró el “estado de emergencia” en la Red Vial Nacional durante 30 días y restringió derechos constitucionales como el libre tránsito por las carreteras para evitar desórdenes públicos.

Esta es la segunda protesta masiva del gremio de transportes a la que se enfrenta el Gobierno de Pedro Castillo en sus once meses de gestión, ya que en abril pasado una huelga del mismo sector, que se saldó con seis muertos y decenas de heridos, motivó una movilización en Lima ante el polémico toque de queda que decretó el mandatario para el 5 de abril.

Apple Store Google Play
Continuar