Pakistán no liberará al médico que ayudó a la CIA a buscar a Bin Laden

Por EFE miércoles 18 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Islamabad, 18 ene (EFE).- El Gobierno de Pakistán aseguró que su país no liberará ni entregará a Estados Unidos al médico que ayudó a la CIA a buscar a Osama Bin Laden, condenado a 23 años de cárcel por pertenecer a un grupo terrorista, informó hoy a Efe una fuente del Gobierno.

El portavoz del Ministerio de Justicia, Abbas Akbar, dijo hoy a Efe que el titular de esa cartera, Zahid Hamid, aseguró ayer en el Senado que "Afridi infringió la ley y trabajó contra el interés nacional" y que, como ha reiterado varias veces Pakistán a EEUU, "ha cometido un crimen y se enfrenta a la justicia por ello".

"La ley sigue su curso y Afridi está teniendo un trato judicial justo", agregó el ministro, según el portavoz.

Hamid afirmó en la Cámara Alta paquistaní que Afridi está considerado un "héroe" en EEUU por su ayuda para localizar a Bin Laden, pero que en Pakistán es un "traidor" que puso en peligro la campaña de vacunación de la polio.

"Dañó gravemente la campaña de vacunación de la polio y 50 vacunadores han sido asesinados por sospechas de que eran agentes de inteligencia foráneos", indicó el ministro.

La ratificación de la posición del Gobierno en el caso Afridi surge después de que Tariq Fatemi, "número dos" de Exteriores de Pakistán, afirmara a mediados de diciembre en EEUU que su país estaba dispuesto a discutir la situación de Afridi.

Fatemi se encontraba en Washington estableciendo contactos con la futura Administración del presidente electo, Donald Trump, quien durante la campaña electoral afirmó que si él fuera presidente lograría la liberación de Afridi en dos minutos.

Esa afirmación llevó al Gobierno paquistaní a calificar a Trump de "ignorante".

Afridi participó en una falsa campaña de vacunación en la ciudad paquistaní de Abbottabad (noreste) orquestada por la CIA para conseguir muestras de ADN de Bin Laden y fue detenido poco después de la muerte del terrorista en una operación de comandos especiales de EEUU el 2 de mayo de 2011.

Un año después, Afridi fue condenado a 33 años de prisión por lazos con grupos terroristas, una sentencia que fue rebajada a 23 años de cárcel en 2014. El médico apeló esa pena entonces y todavía espera que sea vista en una corte.

La condena fue muy criticada dentro y fuera del país y EEUU la calificó como injusta e innecesaria. EFE