Padre desesperado de víctima de atraco ruega al presidente detener la delincuencia

Por El Nuevo Diario miércoles 26 de agosto, 2020

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO. – A raíz de que la delincuencia continúa siendo uno de los grandes males de este país, el padre de una víctima de múltiples asaltos pidió este miércoles al presidente Luis Abinader poner especial atención a dicha problemática para intentar detenerla.

Julián Padilla, articulista de El Nuevo Diario, sostuvo en una misiva dirigida al jefe de Gobierno que la delincuencia se ha incrementado y que la misma se alimenta de otras problemáticas como el desempleo, la pobreza y la falta de responsabilidad social.

Padilla hizo el pedimento luego de que su hija haya sido asaltada este martes en un sector de la capital.

A juicio de Padilla, “la Policía Nacional debe ser re hecha, requiere una reingeniería. No es un asunto de parchos o de cambiar los altos mandos, pues en cada gran acto criminal siempre se encuentran oficiales de esa uniformada y las demás”.

Se recuerda que la semana pasada el mandatario anunció el lanzamiento de nuevas estrategias para fortalecer la seguridad ciudadana.

A continuación, carta íntegra de Julián Padilla a presidente Abinader

Presidente, hoy me dirijo a usted no como conciudadano, sino como ser humano y padre preocupado pero a la vez agradecido de Dios el Todopoderoso.

En el día de ayer estuvo a punto de perder la vida mi hija, esa princesa que amo y que con tanto cuidado protejo cada día.

Es la tercera ocasión en que ha sido atracada. Dos veces en el mismo sector donde vivimos en Gazcue, a plena luz del día y en el día de ayer en el Ensanche Naco.

Tres veces también ha sido atracada mi esposa, dos veces en el verdadero valle del atraco que es este sector donde vivo y otra vez al salir de su trabajo en las oficinas públicas del Huacal.

Yo mismo en mi oficina en esta misma zona he sido robado en tres ocasiones. Los piperos de la zona hartamente denunciados son los dueños y el azote cada día y cada noche. Desde los semáforos hacia las residencias.

Salir de la casa para montarse en su vehículo o llegar y desmontarse, parece más una escena de paranoia. Mirando por todas partes pues no sabes si saldrá algún malhechor a atracarte. Llamando al llegar para que los demás estén al tanto. Y esto es en la recordada zona de Gazcue.

Una zona donde de joven salíamos a jugar, a montar bicicletas, a marotear alguna fruta y los vecinos simplemente sonreían.

Ahora con las mascarillas y más pobreza la delincuencia esta a sus anchas.

Hemos sabido durar meses con visitas de corto tiempo a las oficinas. La manada de delincuentes juveniles y otros que duermen en las aceras y los parques azotan la comunidad impunemente.

En dos ocasiones y esto también lo denunciamos, vimos a un motorizado de Amet entregando o recibiendo un paquete de un delivery de colmado y salir cada quien por su lado, un paquete de color blanco que asumo debía ser harina o azúcar blanca.

El penúltimo atraco a mi esposa se hizo en un motor de Amet y una persona con un uniforme de esa institución. Gázcue se ha convertido en un azote de la delincuencia y creo que hasta del crimen organizado.

Hemos sabido exigir a quien fuera el comandante en jefe de las fuerzas armadas el pasado presidente Danilo Medina, exigir con gallardía y señalarle como responsable de cualquier cosa que le sucediera en su momento a la familia dominicana, fruto del despropósito de permitir el crecimiento del crimen organizado y la delincuencia en el país.

Ahora esta joroba con V la has heredado tu Luis.

Hemos sabido maldecir públicamente las pésimas gestiones que en teoría tienen la misión de conservar la paz pública en la sociedad dominicana.

Nuestros amigos y seguidores en las redes sociales no nos dejan mentir.

Amen con el genocidio al que se nos quiso llevar con el humo de duquesa que por más de tres meses daño la salud de tanta gente en medio de una pandemia.

Estimado Luis, has heredado una tremenda joroba con V. Estoy consciente de que apenas comienzas una gestión de gobierno en el que se cifran tantas esperanzas. Y créeme has comenzado con buen pie.

Gracias a Dios en el atraco del día de ayer, aunque mi hija y dos amigas más fueron despojadas de sus pertenencias, y el atracador no contento con ello, también disparo contra ellas, gracias a Dios no fueron heridas.

Durante toda la tarde de ayer, solo pensé, tantos esfuerzos, tantos sacrificios, y en un solo segundo una persona buena puede nos estar más con nosotros gracias a nueva york chiquito que define definitivamente que el camino malo era otro. Ahí se le fue la guagua al doctor.

Presidente, tuve una agria discusión en la tarde de ayer con un amigo Coronel de la Policía Nacional. Pues es la sexta vez que le llamo y le reclamo en nombre de la paz social y del derecho a vivir en armonía, para que me diera luz para poder cuidar a mi familia.

Le decía al comando que la Policía Nacional debe ser re hecha, que requiere de una Re Ingeniería. Que no es un asunto de parchos o de cambiar los altos mandos. Pues en cada gran acto criminal siempre se encuentran oficiales de esa uniformada y las demás.

El crimen organizado al parecer pernocta en nuestras filas y se alimenta de ellas.

Presidente, lamento tener que molestarle y a la vez exigirle en nombre de nuestro amado pueblo y en medio de una desesperación que ya ha echado raíces.

La delincuencia se va a incrementar. Más miseria, más pobreza, más desempleo, más necesidades, y más falta de conciencia y responsabilidad social, todo esto alimenta esta ecuación delictiva a su máxima expresión.

Por eso, ese amigo me autorizó a decir al menos este concepto que a su parecer es una realidad en las filas. Medite bien esto presidente. Esto es el corazón de la auyama y no lo resuelven los adoctrinamientos y hablarle duro a las filas. Sin aceite no camina el motor.

 Ningún agente del orden va a arriesgar su vida por la de los demás con los

 ¨salarios cebolla¨ que devengan.

 Pueden ver pasar a cualquier delincuente por sus narices y quedarse sin

 actuar, pues no tienen incentivo alguno para hacerlo.

Presidente, estas palabras son textuales. Sin comillas pero textuales. No tenemos en estos momentos personas dedicadas a cuidar a la sociedad y a proteger su seguridad. Estamos por nuestra cuenta.

Este amigo fue muy enfático y la discusión fue muy agria, creo que todos los vecinos se enteraron pues mi voz la alce lo suficiente como para al menos el eco llegara a Palacio Nacional.

Presidente esto es muy serio! Las instituciones no la hacen las paredes de block y cemento, tampoco las armas. Las hacen las personas que se entregan a la causa. Y eso no lo tenemos.

Presidente usted como líder seguro lo sabe pero ¨ un gerente puede comprar el tiempo de la gente, pero no puede comprar su corazón y su cerebro, esto se gana con un trato digno¨.

Sé que la situación por la que vive el país no es buena. No quisiera de veras estar en sus zapatos. Aunque a todas luces parece ser que tenemos a un gran presidente del que todos los dominicanos nos sentimos orgullosos tener.

Sé que la prioridad en estos momentos es la salud y recuperar la economía. Pero la delincuencia camina junto a la pobreza y no debe descuidarse esta parte.

Si no es posible llevar el salario de los agentes del orden a esos US$500 dólares prometidos en campaña, sugiero que al menos sean US$300 que con esto se duplica lo que reciben y tal vez esto sea un incentivo para querer luchar con efectividad contra la delincuencia.

Ayer cuando recibí la noticia detallada de lo ocurrido a mi hija, primero me incomode y luego me frise. Y ahora aprovecho la madrugada, para dejar fluir estas ideas y compartirlas públicamente con Luis Abinader.

Gracias por dedicar estos minutos a leer estas líneas. Esperando en Dios que puedas seguir por el camino de la rectitud para lograr tener un gobierno de excelencia donde todos los dominicanos nos sintamos orgullosos y podamos rendirte un fuerte tributo colectivo.

Quiero terminar estas líneas repitiendo las palabras que comparto cada día en mi programa conceptualizando.

Acuérdate de tu Creador ahora que eres joven, no esperes los días en que no sientas placer vivirlos. Aparte del mal y haz el bien, busca la paz y síguela. Pon tus actos en las manos del señor y tus planes se realizaran, encomienda a Jehová tu camino, confía en él y el hará.

El hará resplandecer tu justicia como sol de medio día, llevara a feliz término su acción en tu favor, no dejara incompleto lo que ha comenzado. La verdad saldrá a flote, porque eso que eres grita tan fuerte que no se pueden escuchar tus palabras. Permíteme decir la verdad delante de los fuertes y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.

Gracias por leerme y bendiciones Luis.

Apple Store Google Play
Continuar