Neobancos como alternativa para un nuevo consumidor

Por Arturo López Valerio

Un neobanco es un tipo de banco calificado en la categoría de “challenger bank” que opera únicamente digitalmente y compite directamente con los servicios de un banco tradicional.

Los neobancos generalmente son instituciones financieras de nueva creación que en sus inicio no pertenecían a grandes bancos convencionales. No tienen sucursales físicas y pueden prestar sus servicios tanto a través de dispositivos móviles como de escritorio.

Esta tipología requiere que sus clientes pasen por un proceso de incorporación digital (onboarding), con mayor frecuencia a través de un teléfono inteligente. Estos “nuevos bancos” pueden ser de dos tipos: los que tienen una licencia bancaria y los que no.

En pocas palabras un neobanco tiene las siguientes características:

  • Bancos que solo brindan servicios digitales
  • Bancos que requieren onboarding digital (principalmente a través de un teléfono inteligente)
  • Empresas que cuentan con licencia bancaria
  • Empresas que no tienen licencia bancaria
  • Empresas que tienen licencia de dinero electrónico
  • Neobancos que brindan servicios móviles o de escritorio

Los neobancos más populares en el mundo (ranking de valoración hasta el 2021 según la firma WhiteSight) son Nubank (Brasil, US$45 mil millones) Revolut (Reino Unido, US$33 mil millones), Chime (EE.UU., US$25 mil millones), Tinkoff (Rusia, US$21 mil millones), N26 y Monzo. Se proyecta que el valor acumulado de las transacciones en el segmento Neobanking alcance los US$3,84 mil millones para este año.

El valor de las transacciones en los neobancos se proyecta que presente una tasa de crecimiento anual (CAGR 2022-2026) de 22,36%, lo que resulta en un monto total proyectado de US$8,61 billones para 2026, según Tabuga Intelligence®. Es importante destacar que el valor de transacción promedio por usuario en el segmento de Neobanking asciende a US$18.43 mil en 2022.

Se espera que el número de usuarios del sector ascienda a 347,21 millones de usuarios para 2026. La penetración de usuarios será del 2,7% en 2022 y se espera que alcance el 4,4% para 2026.

Los neobancos se han posicionado como bancos alternativos, ofreciendo bajo la premisa de innovación y la detección de tendencias, un paso más allá de la experiencia del usuario, lo que significa música para los oídos de Millennials y Centennials.

La tarea de estas instituciones es conectar productos con el segmento jóven para detectar tendencias rentables y ampliar la gama de productos en consecuencia. Hemos visto la tendencia global de los neobancos como Startups han claudicado al tratar de sobrevivir con el beneficio de las tarifas interbancarias –según reportó la revista Forbes, siendo esta la oportunidad para entidades estables para fortalecer su oferta con el propósito de capturar nuevos clientes.

El momento de los neobancos se ha catalizado en Latinoamérica en menos de un lustro, ahora toca a la República Dominicana avanzar hacia la segunda etapa de aceleración y digitalización del sector financiero, abriendo la puerta a esta categoría. El mercado Fintech se extiende, la economía digital crece y se consolida.

 

Por Arturo López Valerio

 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar