Muere abogada atropellada en Puerto Plata, dos hombres resultan heridos en accidentes

Por Persio Maldonado domingo 5 de abril, 2015

PUERTO PLATA.- Una abogada de 54 años falleció de manera trágica en la avenida Luis Ginebra de esta ciudad luego de ser arrollada por una yipeta que era conducida de manera imprudente a exceso de velocidad, mientras que dos hombres resultaron heridos por accidentes, según reportó la Policía Nacional.

La profesional del derecho que resultó muerta en el mencionado accidente de tránsito, es la licenciada Susana Vargas de Alvarado quien murió cuando recibía atenciones médicas en el Hospital Ricardo Limardo donde fue llevada de emergencia tras ser impactada por la jeepeta marca Honda CRV placa G116518 que era conducida por el nombrado Jesús Enrique Martínez de 23 años de edad quien está detenido.

Vargas de Alvarado residía en la urbanización Torre Alta y era la esposa del ex fiscal de Puerto Plata Andrés Alvarado, la cual fue atropellada cuando acudió a buscar a su hija la merenguera típica Andreina Alvarado que amenizaba una fiesta en un centro de diversión de esa avenida pero fue alcanzada por la yipeta que con el fuerte impacto le ocasionó la muerte debido a fracturas en la base del cráneo y politraumatismo diversos.

El cadáver de Susana Vargas de Alvarado fue expuesto en la funeraria Blas-Blas de la avenida 27 de febrero de esta ciudad y frente a su féretro montaron guardia de honor los presidentes de las filiares locales de los colegios de abogados; doctora Altagracia Serrata y del de Notarios de Puerto Plata; licenciado Antonio Martínez Reyes, para luego ser trasladada hasta el cementerio de la comunidad Los Tejadas en Maimón donde fue sepultada.

Heridos

El joven haitiano Lalot Pié de uno 24 años de edad fue llevado en estado crítico en una ambulancia al hospital público local, luego de que fuera embestido por un vehículo desconocido en la autopista Puerto Plata-Cofresí, mientras que el nombrado Rafael Núñez López fue atendido en esa mismo centro de salud luego de que se cayera en el patio de su vivienda y una varilla de metal se le introdujo en su brazo derecho.

Por Antonio Heredia.-

Anuncios