MIS CONCEPTUALIZACIONES: La opinión de Colombo y Fogaraté

Por Pablo Valdez martes 23 de febrero, 2021

Me detuve en una lectura obligada, que tengo desde hace muchos años, Fogaraté de Ramón Colombo.

Colombo, con esa inteligencia decenaria, aplaude la decisión del Ejecutivo de vacunar a toda la población nacional y en ese afán que lo caracteriza de aportar al máximo a la dignidad de la República Dominicana, invita al gobierno, a través de la señora vicepresidenta de la república a integrar en el esfuerzo de inmunizar a los dominicanos, a cada una de las instituciones que a través del tiempo han demostrado preocupación por el bienestar del país y de su población.

Evidentemente que el gobierno dominicano, ha realizado ingentes esfuerzos por lograr liberar a la República Dominicana de la Pandemia originada por el denominado Covi-19, sin embargo, estamos de acuerdo con Ramón Colombo, en el sentido de que debe haber un compromiso más contributivo y participativo, que solo puede lograrse con el liderazgo de la presidencia de la República.

El gobierno, cuyas ejecutorias concluyeron el 16 de agosto del 2020, aunque realizó grandes esfuerzos en el control y eliminación de la pandemia, adoleció de la implementación de un programa participativo, que incluyera a las instituciones comprometidas históricamente con el pueblo dominicano como son la Universidad Autónoma de Santo Domingo, el Colegio Médico Dominicano, el Colegio de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores, las Juntas de Vecinos de cada sector, las Asociaciones Populares y Sociales, las Cooperativas y hasta los partidos políticos, deben ser tomados en cuenta cuando hay una situación de emergencia nacional. El compromiso de Estado es de todos, porque todos somos el Estado.

El gobierno del presidente Luis Abinader, debe diferenciarse e integrar a todos los dominicanos de buena voluntad e instituciones comprometidas, en la vacunación de todos y todas en toda la Geografía Nacional, mediante el liderazgo que le corresponde y mediante un amplio protocolo de control y procedimientos en que cada integrante de ese gran plan, tenga consciencia de sus responsabilidades a los fines de lograr el objetivo de vacunación nacional sin el riesgo de distorsiones.

Colombo tiene razón. Ojalá que los oídos de un gobernante que como Luis Abinader, ha dado demostraciones fehacientes de escuchar atentamente a su pueblo y a sus voceros autorizados preste atención a la sugerencia que a través de Fogaraté nos comparte.

 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar