Médicos que atendieron a Milagros  Ortiz Bosch en Nueva York declinan hablar sobre su estado de salud

Por Miguel Cruz Tejada jueves 24 de octubre, 2019

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ Los médicos que atendieron y operaron a la ex vicepresidenta de la República Dominicana, doctora Milagros Ortiz Bosch en el hospital Presbiteriano de la Universidad de Columbia, hace dos semanas, declinaron hablar sobre el estado de salud de la también alta dirigente del PRM, acogiéndose a la privacidad del paciente.

El doctor Rafael Lantigua, vicedecano de la Escuela de Medicina de la prestigiosa universidad y figura clave en la clínica Vanderbilt del nosocomio, situado en el Alto Manhattan, explicó que Ortiz Bosch, ya lleva dos semanas en reposo, como parte de la fase post operatoria.

La ex vice mandataria, le dijo ayer miércoles al director de Diario Libre, Adriano Miguel Tejada, que había sido operada de una fístula abdominal, pero Lantigua dijo que no podía confirmar ese dato, debido a la privacidad de la paciente.

“Milagros está en su casa desde hace más de dos semanas, cuando le dieron de alta, después de ser operada hace tres semanas”, añadió.

Explicó que “no podemos dar información, porque Milagros no me ha autorizado a mí a que de informaciones sobre su salud”.

“Y vi lo que ella publicó en Diario Libre, pero no nos ha dado ninguna autorización para que hablemos con los medios, cuando tenemos pacientes VIP como ella, el hospital no ofrece informaciones”, insistió Lantigua.

Aclaró que Ortiz Bosch ya no está en el hospital sino en su casa.

“Ella salió bien y eso es verdad, hablé con ella hoy (ayer miércoles), y antes de ella ser ingresada me encargué del papeleo. El problema de nosotros en este hospital es que recibimos muchos pacientes dominicanos VIP, como en este momento, que tenemos cuatro, pero no podemos revelar sus nombres ni sus problemas de salud”, señaló el médico.

Lantigua, dijo que debe cuidarse de que se filtren informaciones, a menos que algún dominicano “camillero” lo diga.

Explicó que el padecimiento de fístula abdominal que tiene Ortiz Bosch, se trata de cuando un conducto liquea y los cirujanos la desvían a otros órganos.

“Por asuntos legales, no podemos decir nada, aunque cuando el caso de Peña Gómez, él me autorizaba a decirle a la prensa todo lo que le estaba ocurriendo”, agregó el doctor Lantigua.

“En este país, tenemos un compromiso muy sagrado que es el de la confidencialidad del paciente. Cuando Milagros estuvo aquí, la orienté a dar los pasos necesarios para su cirugía”, dijo.

Lantigua detalló que Ortíz Bosch regresó ayer en la mañana al hospital para visitarlo y agradecerle las diligencias y el trato que le dieron en el centro asistencial.

Apple Store Google Play
Continuar