May dice a los independentistas escoceses que la política “no es un juego”

Por El Nuevo Diario Viernes 3 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, LONDRES.- La primera ministra británica, Theresa May, advirtió hoy al Gobierno independentista escocés de que "la política no es un juego" y lo acusó de estar "obsesionado" con promover la independencia de la región.

May arremetió contra el Partido Nacionalista Escocés (SNP) de la ministra principal, Nicola Sturgeon, en un discurso en el congreso del Partido Conservador de Escocia, cuando la acusó de "descuidar" necesidades primarias de la región en favor de su objetivo secesionista.

La jefa del Gobierno de Londres dijo que los independentistas "hacen política como si fuera un juego, y no es un juego", al tiempo que reiteró su compromiso por mantener la unidad del Reino Unido con vistas a la salida del país de la Unión Europea (UE).

May recordó que su primera visita fuera de Inglaterra al llegar al poder en julio del año pasado, tras la victoria del "brexit" en el referéndum del 23 de junio, fue a Escocia, porque es una "prioridad personal" la unidad del Reino Unido.

Reiteró además su convicción de que su Gobierno puede negociar con Bruselas un acuerdo que "beneficie a todo el país", incluida la autonomía escocesa, que en ese plebiscito votó por amplia mayoría a favor de permanecer en la UE.

Frente a las advertencias de Sturgeon de que podría convocar un segundo referéndum de independencia si no se atienden sus demandas de cara al "brexit", May insistió en que no hay interés en Escocia para esa consulta, tras la que ya se perdió en 2014, cuando un 55 frente a un 45 % de los escoceses votó por permanecer en el Reino Unido.

En un duro discurso, la líder conservadora, que llegó al cargo en sustitución de David Cameron sin pasar por las urnas, criticó la gestión del SNP y dijo que bajo su mandato se han "deteriorado" servicios como la educación y la sanidad.

"Todos sabemos que el único propósito del SNP es la independencia", abundó May, que acusó al partido de Sturgeon de usar las competencias autonómicas para profundizar en su objetivo político.

"Se han salido con la suya desde hace demasiado tiempo", advirtió May, que recordó que los conservadores tienen ahora un "arma" contra "el poder establecido" en la persona de su líder en Escocia, Ruth Davidson.

El discurso de May, del que se habían adelantado fragmentos, ha provocado ya una reacción airada de Sturgeon, que se pronunció con anterioridad a la visita.

"Si la primera ministra cree que puede venir a Escocia a sermonear sobre dónde recae el poder, como sus predecesores ‘tories’, debe recordar esto: su Gobierno no tiene mandato en Escocia ni base democrática para sacarnos de Europa y del mercado único contra nuestra voluntad", dijo Sturgeon.