Lula se disculpa en nombre de Brasil por ataque de hijo de Bolsonaro a China

Por EFE domingo 22 de marzo, 2020

EL NUEVO DIARIO, RÍO DE JANEIRO.- El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva le pidió disculpas a China en nombre del pueblo brasileño por el ataque a ese país de un hijo del actual mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, que acusó al gigante asiático de ser responsable por la expansión mundial del coronavirus.

En una carta al presidente chino, Xi Jinping, el líder socialista brasileño también se disculpó por el silencio de Bolsonaro ante la polémica diplomática, según el contenido de la misiva divulgado este domingo por el Instituto Lula.

“En nombre de la amistad entre los pueblos de Brasil y China, cultivada por sucesivos Gobiernos de los dos países a lo largo de casi cinco décadas, vengo a repudiar la inaceptable agresión hecha a su gran país por un diputado que viene a ser el hijo del actual presidente de la República de Brasil”, afirma el ex mandatario.

La polémica la desató el martes pasado el diputado Eduardo Bolsonaro que, por las redes sociales, acusó a China de haber generado la crisis que vive el mundo por la propagación del coronavirus.

Según el hijo del mandatario, que ha oficiado como consejero del gobernante en asuntos internacionales y llegó a ser propuesto como embajador de Brasil en Washington, la “dictadura” china “prefirió esconder algo serio que exponerlo temiendo desgaste, pese a que salvaría innumerables vidas. (…) La culpa es de China y la libertad sería la solución”.

Lula asegura en la carta que con sus disculpas “por el comportamiento deplorable de ese diputado” considera expresar el sentimiento de todo Brasil y recuerda que los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados ya “condenaron esa agresión”.

“Lamento, sin embargo, que el actual Gobierno brasileño no lo haya hecho aún (pedir disculpas) por los canales diplomáticos y por medio del propio presidente de la República, que debería haber sido el primero en tomar tal actitud”, agrega el líder del Partido de los Trabajadores (PT) y principal rival político de Bolsonaro.

“Su silencio avergüenza a Brasil y comprueba la estrechez de una visión de mundo que desprecia la verdad, la ciencia, la convivencia entre los pueblos y la propia democracia”, afirma Lula.

Pese a que el embajador de China en Brasil, Yang Wanming, manifestó el “repudio” y la “indignación” de China por las declaraciones de Eduardo Bolsonaro y exigió disculpas, ni el diputado ni la Cancillería brasileña lo hicieron.

El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, aclaró que Eduardo Bolsonaro no representa al Gobierno brasileño pero exigió una retractación del embajador de China por su enérgica reacción a las declaraciones del hijo del presidente, que consideró “desproporcionada” e “inaceptable”.

“Ya comuniqué al embajador de China la insatisfacción del Gobierno brasileño con su comportamiento. Esperamos una retractación por sus publicaciones ofensivas al jefe de Estado”, afirmó Araújo, aunque no aclaró a qué ofensas se refería.

Jair Bolsonaro, por su parte, prefirió bajarle el tono a la polémica y aseguró que las declaraciones de su hijo no habían causado ninguna crisis diplomática. “Nos mantenemos en contacto con China. No hay ningún problema con China”, dijo en declaraciones a la prensa el pasado viernes.

“Lamento que esa agresión haya ocurrido en una coyuntura de contencioso comercial entre China y Estados Unidos, país al cual la política externa brasileña viene siendo sometida de manera servil por este Gobierno”, dijo Lula en su misiva.

“Bolsonaro desprecia las relaciones de Brasil con países amigos y se rebaja como un simple adulador del presidente Donald Trump”, agregó.

Según el líder socialista, las victorias alcanzadas por Pekín en el combate al coronavirus son “la verdadera imagen de China que los brasileños aprendimos a admirar”.

China es desde 2009 el principal socio comercial de Brasil y una de las principales fuentes de inversión extranjera en la economía brasileña. Según datos oficiales, el comercio entre las dos naciones aumentó de 3.200 millones de dólares 2001 a 98.000 millones de dólares en 2019.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar